El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció hoy que la semana próxima podrá decir “formalmente” que la coalición internacional contra el Estado Islámico (EI) liderado por su país ha arrebatado a los yihadistas el 100% del territorio que dominaban en Siria e Irak.

“Debería ser anunciado formalmente, probablemente la semana próxima, que hemos conquistado el 100 % del califato. Pero quiero esperar hasta que llegue el anuncio oficial, no quiero decirlo muy pronto”, señaló Trump ante los 79 miembros de la coalición mundial contra el EI, reunida hoy en Washington.


Trump admite que el Estado Islámico seguirá siendo peligroso pese a que la coalición consiga vencerles militarmente y recuperar los territorios que tomó en 2014






Hasta ahora, según esa alianza, al EI le quedaba un 1% del territorio que había logrado controlar en Siria, pero Trump aseguró que los radicales pronto saldrán de esa zona. Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por milicias kurdas y el principal apoyo en Siria de la coalición, ha informado en las últimas semanas de sus avances ante los yihadistas en la provincia de Deir al Zur, en el este de Siria, último reducto del EI.

La campaña contra este bastión yihadista, en la ribera oriental del río Éufrates, comenzó en septiembre pasado. “El califato del EI ha sido diezmado”, afirmó el mandatario, quien añadió: “Nadie pensó que fuera posible hacerlo tan rápido”.

Trump pronunció su discurso en un auditorio del Departamento de Estado frente a representantes de los miembros de la coalición, formada por 75 países y cuatro organizaciones internacionales, entre las que figuran la Unión Europea (UE), la Interpol y la OTAN. Los miembros de la coalición estaban sentados por orden alfabético a excepción de Irak, cuyo asiento estaba justo a la derecha del destinado a Estados Unidos.

“Ha sido un honor -resaltó Trump- trabajar con todos vosotros y continuaremos haciéndolo porque desafortunadamente (…), por muy brillante que sean nuestros militares eliminando grandes y grandes secciones, todavía va a haber secciones pequeñas. Eso puede ser muy peligroso”.





De esa forma, el mandatario admitió que seguirá habiendo radicales, a pesar de que la coalición consiga vencer militarmente al EI y recuperar todos los territorios que tomó en 2014, cuando proclamó su califato. La coalición contra el EI fue creada en 2014 y ha combatido a ese grupo radical en Siria e Irak.

En diciembre, Trump anunció la retirada de los 2.000 soldados estadounidenses desplegados en Siria como parte de la coalición internacional contra el EI. En un principio, afirmó que la salida sería inmediata, pero posteriormente explicó que será gradual y no ha ofrecido plazos concretos.

A pesar de que EE.UU. y sus aliados han recuperado casi todo el territorio que el Estado Islámico había controlado, miles de combatientes permanecen dispersos en la región, afirman funcionarios de inteligencia.

La reunión se dio un día después de Trump renovara su promesa de traer a las tropas estadounidenses a casa, diciendo que “las grandes naciones no pelean guerras interminables”. “Es un cambio táctico, no un cambio en la misión”, dijo durante el acto el secretario de Estado Mike Pompeo. “Simplemente representa una nueva etapa en una vieja pelea”.

Pompeo estableció una serie de objetivos para la coalición, incluida la eliminación de todas las fuerzas lideradas por Irán en Siria y el fomento de una solución política al conflicto de ocho años, en línea con las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. No obstante, también presionó a otras naciones para que hagan más. “Es el momento para que todos, no solo EE.UU., respaldemos nuestras palabras con nuestro dinero”, dijo.





Después de Pompeo, el ministro de Relaciones Exteriores de Irak, Mohammed Ali Al-Hakim, pidió más “apoyo logístico y técnico” para responsabilizar a los combatientes del Estado Islámico por los ataques a los iraquíes, especialmente a las minorías étnicas y religiosas, pero también destacó que se debe avanzar hacia la estabilización y no solo la guerra abierta. “Estamos en el proceso de pasar de la acción militar a las operaciones de seguridad e inteligencia”, dijo Al-Hakim.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: