El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, envió este miércoles al Congreso una solicitud de urgencia de 4.500 millones de dólares para la frontera con México, con el argumento de un empeoramiento de la “crisis humanitaria y de seguridad”.

La petición incluye 3.300 millones de dólares para asistencia humanitaria, 1.100 millones para operaciones de seguridad en la zona limítrofe y 178 millones para la misión de la Patrulla Fronteriza, explicó en el documento el director interino de Presupuesto de la Casa Blanca, Russ Vought.

“La situación se vuelve más grave cada día. El flujo migratorio y la crisis humanitaria resultante están superando a gran velocidad la capacidad del Gobierno federal para responder”, sostuvo Vought.






“El flujo migratorio y la crisis humanitaria resultante están superando a gran velocidad la capacidad del Gobierno federal para responder”


Del presupuesto para ayuda humanitaria, 273 millones de destinarán a reforzar los centros de migrantes en la frontera y aumentar su capacidad hasta 3.500 plazas, mientras que los 2.800 millones restantes serán para ampliar las instalaciones de acogida de menores no acompañados hasta 23.600 camas nuevas.

Vought indicó que el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos podría quedarse sin fondos para proporcionar servicios de bienestar infantil en la frontera en junio.

Un alto funcionario de la Casa Blanca explicó en una rueda de prensa telefónica que el número de migrantes de Centroamérica que demandan asilo en EE.UU. se ha incrementado de forma “dramática” y que proceden principalmente de El Salvador, Guatemala y Honduras.


En junio

EE.UU. dice que podría quedarse sin fondos para proporcionar servicios de bienestar infantil en la frontera

En febrero pasado, el presidente estadounidense, Donald Trump, firmó una emergencia nacional por lo que considera una crisis migratoria en la frontera con México para desviar 6.600 millones de dólares del presupuesto del Pentágono y del Tesoro para la construcción de su anhelado muro en la frontera.





Por otro lado, Trump ordenó esta semana impulsar nuevas normas para cambiar el sistema de asilo en el país que incluirían cobrar una tasa por presentar las solicitudes y que los jueces resuelvan los casos en un máximo de 180 días.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: