El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cumplió con la amenaza que había proferido durante meses y ordenó suspender todo tipo de asistencia a los países del Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras), dijo hoy a Efe un portavoz del Departamento de Estado.

La decisión se tomó el viernes por la noche después de que Trump criticara a los tres países por «no hacer nada» por los estadounidenses y permitir la formación de caravanas de migrantes que tienen como objetivo llegar a Estados Unidos.


La decisión se tomó el viernes por la noche después de que Trump criticara a los tres países






El citado portavoz explicó que, por orden de Trump, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha informado de su decisión al Congreso, que tiene la última palabra en el presupuesto.

«Por instrucciones del secretario (Pompeo), estamos cumpliendo con las órdenes del presidente y acabando los programas de asistencia exterior para los países del Triángulo Norte del año fiscal 2017 y 2018. Entablaremos conversaciones con el Congreso como parte de este proceso», explicó la fuente.

El portavoz no precisó qué cantidad de fondos se verán afectados por la decisión de Trump y se limitó a decir que impactará en el dinero que el Congreso aprobó para Guatemala, Honduras y El Salvador durante el año fiscal 2017 (de octubre de 2016 hasta septiembre de 2017) y el mismo periodo de 2018.

Parte de ese dinero aún no ha sido gastado por completo en los proyectos a los que fue destinado, desde planes de cooperación policial en la lucha contra las pandillas hasta proyectos para mejorar la atención sanitaria e iniciativas para fortalecer la democracia.


Fondos

Parte de ese dinero aún no ha sido gastado por completo en los proyectos a los que fue destinado

En concreto, según los últimos datos del Departamento de Estado, en 2018, Estados Unidos aprobó 120 millones de dólares para Guatemala, 80 millones para Honduras y 58 millones para El Salvador.

Mientras tanto, en 2017, Estados Unidos destinó 140 millones a Guatemala, 95 millones a Honduras y 73 millones a El Salvador.





La capacidad del presidente para decidir sobre la ayuda exterior es limitada porque el Congreso es quien tiene la competencia sobre el presupuesto.

De hecho, el mandatario solo podrá transferir a otras carteras un 10 % del dinero que ya ha sido aprobado para estos tres países y en ningún caso podrá detener el desembolso de ayuda que ya ha sido destinada a proyectos, según el centro independiente Oficina de Washington para Latinoamérica (WOLA).

Trump había amenazado en numerosas ocasiones con cortar la ayuda a Centroamérica, pero hasta ahora no había dado ningún paso formal para cumplir con su promesa.


Trump también amenazó con cerrar la frontera con México para detener las nuevas caravanas

El viernes, en declaraciones a la prensa, Trump amenazó con cerrar la frontera con México para detener las nuevas caravanas de migrantes que se dirigen a Estados Unidos y arremetió contra los Gobiernos del Triángulo Norte por permitir la formación de esos grupos.

«La caravana se ha formado. He acabado con los pagos a Guatemala, Honduras y El Salvador. Ya no hay dinero. Les estábamos dando 500 millones de dólares, les estábamos dando una ayuda tremenda. Hemos detenido los pagos a Honduras, Guatemala y El Salvador (…) Ya no les estamos pagando porque no han hecho nada por nosotros», dijo.





La decisión de Trump recibió duras críticas de legisladores demócratas del Congreso, que durante años han defendido la necesidad de destinar ayudar a esos países centroamericanos para atajar la violencia y falta de oportunidades que ha provocado una creciente migración hacia Estados Unidos.

Un grupo de legisladores, que se encuentra de visita en El Salvador, aseveró en un comunicado que «el enfoque del presidente es totalmente contraproducente» y «solo hará que más niños y familias se vean obligados a emprender el peligroso viaje al norte hasta la frontera entre Estados Unidos y México».

«Trabajaremos con nuestros compañeros en el Congreso para hacer todo lo que esté a nuestro alcance para hacer retroceder el enfoque equivocado del presidente en Centroamérica», afirmó el grupo de legisladores, encabezado por el demócrata Eliot Engel, presidente del comité de Exteriores de la Cámara de Representantes.

Asimismo, la decisión de Trump contradice la línea que su Gobierno había emprendido hace menos de cuatro meses.

En diciembre, el Ejecutivo de Trump y el Gobierno del recién investido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunciaron un plan de cooperación para el desarrollo de Centroamérica que incluía 2.000 millones de dólares de nuevos fondos por parte de Estados Unidos.





La nueva decisión de Trump genera incertidumbre en torno a ese plan entre México y Estados Unidos, que ya se habían topado con varios obstáculos para poner en marcha la iniciativa.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: