El presidente estadounidense, Donald Trump, intentó robar el protagonismo mediático a su rival demócrata, Joe Biden, quien esta noche aceptará la nominación de su partido a la Casa Blanca, con un mitin en el estado clave de Pensilvania, donde prometió «mucha policía», «ley y orden; y aseguró que está haciendo un «gran trabajo» conteniendo la pandemia de la COVID-19.

«Vamos a ganar, pero por mucho» en los comicios de noviembre, aseguró Trump ante unas 300 personas, casi todas de raza blanca, en los exteriores de una empresa de materiales de construcción en las afueras de Scranton, una ciudad en el centro manufacturero de Pensilvania, un estado que si no gana en noviembre podría costarle la Casa Blanca.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: