La actual generación de consolas llega a su final. Sony, que ha sido capaz de vender más de 110 millones de unidades de su actual sistema doméstico, PlayStation 4, presta atención ahora a un curso de transición donde el nombre de PS5 empieza a resonar aquí y allí; pero aún quedan meses para ese momento. Menos tiempo queda, sin embargo, para que The Last of Us Parte II llegue a las tiendas, el que es seguramente el videojuego más esperado de los usuarios de la consola desde 2013.

Porque el primer The Last of Us (2013) tuvo sabor de despedida en la ya veterana PlayStation 3; fue el último gran videojuego exclusivo de la marca japonesa, el título con el que Naughty Dog se supo a sí misma capaz de concatenar dos éxitos en una misma generación mediante dos propiedades intelectuales independientes. Por un lado, Uncharted, protagonizada por el carismático Nathan Drake; por otra, The Last of Us, donde la pareja de Joel y Ellie dio sentido a ese binomio. En ambos casos, dos éxitos capaces de seguir construyendo su propio legado en la actual generación. Después de Uncharted 4 en 2016, es el momento de que esa segunda parte de la aventura postapocalíptica nacida en la mente de Neil Drukmann repita el cometido del original: ser la despedida de toda una generación de consolas PlayStation.

El verdadero significado de Ellie en el mundo del videojuego

El personaje de Ellie es lo que nos trae hoy aquí; una joven que ha dejado de ser únicamente una protagonista. Han sido siete años de espera entre un episodio y otro, siete años en los que, tras el desastre biológico presentado en la primera parte, con una población sumida en el caos y donde tan solo unos pocos quedaban vivos, se empezó a estrechar la relación entre estos dos personajes: un hombre y una joven adolescente, ambos supervivientes y espectadores de esa hostil raza de mutantes zombis. No son familia, sino que se conocen por diferentes circunstancias al comienzo del juego original. Sí es familiar, en cualquier caso, la relación que une ahora a los seguidores de esta última, todo un icono del protagonismo femenino en el videojuego —que sigue siendo una minoría— y de la representación LGBTI por su inclinación sexual.

Neil Druckmann, director creativo del videojuego en la empresa californiana, diseñó originalmente a Ellie como una contraparte de Joel, que fue en esencia el verdadero protagonista de dicha obra. La otra cara de la moneda, el peso que equilibra la balanza. Más allá de la personalidad de cada uno, que se va entendiendo y narrando a través de las más de diez horas de partida, el objetivo del equipo narrativo de este estudio interno de Sony no fue otro que dignificar la naturaleza del videojuego como medio cultural interactivo: crear una historia que no pudiese ser posible a través de la literatura, las series de televisión o el cine. Según explicó en un encuentro con VentureBeat en 2013, la intención no fue otra que narrar la relación entre Joel y Ellie a través del plano jugable. Una interpretación más sensorial que lo meramente legible o visible, pues en este caso el jugador es partícipe de los actos que suceden frente a la pantalla.

María Blanco, voz de Ellie en el juego.

El desarrollo de ese primer videojuego fue dilatado, complejo. La importancia de los personajes principales fue tal que se experimentó un profundo rediseño en la figura e Ellie allá por 2012, cuando a través de un diario de desarrollo mostraron la nueva apariencia visual de Ellie. Según recoge IGN, las sesiones de captura por movimiento ya contemplaban la posibilidad de recrear las proporciones faciales con cierta exactitud. Una vez supieron que la actriz Ashley Johnson iba a interpretar a la joven, el primer boceto de esta niña cambió a uno más parecido al que terminó trascendiendo en los anales de la historia del videojuego.

Una muestra más, no obstante, de la importancia que han ido cobrando los actores y actrices en este sector; no únicamente para prestar su voz en las tareas de doblaje. “Después de profundizar en la narrativa del juego durante los últimos meses, hemos decidido modificar el modelado de Ellie para reflejar mejor la personalidad de Ellie”, comentó Druckmann en ese encuentro, cuando quedaba aún un año para el lanzamiento comercial de The Last of Us.

El objetivo inicial de Naughty Dog no era brindar tanto protagonismo a Ellie en la primera entrega. Se dieron cuenta, con el paso del tiempo, que iba a terminar siendo más un estorbo para Joel que una verdadera compañera. Bruce Straley, director principal, tomó ideas de Uncharted 2 (2009, PS3), donde pasó algo parecido, y se creó una relación sencilla y natural entre ambos personajes. Pero se quedó corto, descompensado. Aquí prefirieron dotar a de una inteligencia artificial más profunda al personaje, descartando en el camino ese primer concepto heredado de Uncharted 2 para intencionalmente acercar la figura de Ellie a Joel. Max Dyckhoff, programador principal, se dio cuenta de que tanto la personalidad de ella como la relación entre ambos debía ser lo más realista y creíble posible, como apuntilló en Polygon meses después de la salida del título. Y así fue como terminaron trabajando. El resultado fue, para tanto crítica como para el público, sensacional.

Sony se dio cuenta de que The Last of Us tenía que estar perfectamente doblado al castellano: era preceptivo. No servía llegar solo con las voces al inglés porque se podía perder parte del mensaje. La empresa nipona es consciente de que obligar a leer al lector —en los casos donde se recurre a los subtítulos como normal, como con la editora Rockstar Games, cuyos videojuegos nunca se doblan a otro idioma que no sea el inglés— podía jugar en contra de la experiencia jugable.

María Blanco, siete años hablando por Ellie en castellano

María Blanco fue la elegida en España para doblar a Ellie. Su nombre no es tan conocido como el de los personajes a los que interpreta, pero si decimos que se trata de la voz de Daenerys (Juego de Tronos, HBO), la cosa cambia. PlayStation España ha celebrado recientemente un encuentro en Madrid para presentar el primer adelanto doblado al castellano de The Last of Us Parte II. Según explica a EL PAÍS: “El personaje de Ellie es mucho más maduro en comparación con el primer videojuego”. Siete años no pasan en balde —cinco años en la historia del juego—, algo que se tenía que ver reflejado también en el diseño visual y la interpretación para el apartado sonoro.

Almudena Soria, lead animator del estudio californiano, contó en MeriStation el pasado mes de septiembre en un encuentro celebrado en Los Ángeles, California que “vamos a ver una Ellie más oscura; es capaz de amar, pero también de matar”. El equipo de animación cuenta para la secuela con más de cuarenta personas, parte de ellas afincadas en las oficinas de San Diego, de forma que algunas tareas quedan externalizadas. “Todo lo que hacemos en el equipo de animación debe ser capaz de decirte lo que está pasando en cada momento”, continúa Soria, que tiene en mente que esta vez, al contrario que en el juego original, es Ellie quien asume el rol de protagonista principal; acompañada por otro personaje femenino, Dina, con el que mantiene un romance sentimental.

“La relación entre ellas hace que veamos el lado más humano de Ellie. La participación de Dina da más complejidad y diversidad a la relación entre los personajes más importante”, explica. Blanco, que lleva años inmersa en el mundo del doblaje, arguye que “Ellie sigue siendo la misma, ella nunca fue una chica débil, siempre ha sido una luchadora, así que a nivel interpretativo nada ha cambiado. Pero sí que ha dejado de ser una niña y su voz suena más adulta, por lo que he adaptado la mía también a su nueva edad”.

Para Blanco también han pasado siete años; entre tanto, el éxito de Juego de Tronos, su papel más célebre. “Ellie ha tenido que crecer en un mundo rodeada de muerte y violencia y eso le ha hecho muy fuerte. Además, yo misma también he ganado mucha seguridad en estos años. En el año 2013 grabé por primera vez un videojuego de protagonista, así que podría decirse que hemos evolucionado en paralelo”, declara entre risas.

Según cuenta, por lo que ha podido ver de Ellie en The Last of Us Parte II, “desde que conocemos al personaje en la primera parte te quedas enamorado de su fuerza y de su forma de ser. Ellie es especial ya desde el principio y con el avance de los años sólo se ha potenciado aún más todo lo que te gustaba de ella”.

Las dificultades del doblaje de videojuegos: hablar con una venda en los ojos

La complicidad entre Dina y Ellie es la mayor preocupación del equipo de Druckmann para las primeras horas de aventura de este nuevo videojuego. Cómo transmitirlo a través del doblaje no tiene una fórmula mágica, pero sí un esfuerzo añadido que estuvo presente en todo momento durante las sesiones de grabación. “El secreto para poder transmitir complicidad es, simplemente, decir las cosas con la misma intención que le pone Ashley Johnson al rodarlo. Cuando una actriz es buena, sólo tienes que mirarle a los ojos y dejarte llevar”. Una relación que va más allá de la amistad y que será, de forma más acentuada que nunca, un mensaje de normalidad para la condición LGBTI en la sociedad actual.

Ha habido también dificultades: “En ocasiones tienes que interpretar guiones que se sitúan en diferentes puntos de la historia”, argumenta. “Puedes empezar grabando algo del final, después hacer el inicio. Pasas de reírte a gritar y después a hacer gestos de pelea. Es una locura”. No han sido precisamente pocos los meses grabando. Casi diez meses de trabajo continuado y visitas a los estudios de grabación para continuar con el nuevo material procedente de Los Ángeles. “Empezamos a grabar en abril aproximadamente y, hasta la semana pasada, he estado yendo a grabar cosas sueltas que van apareciendo, frases, correcciones de algo, etc.”. Calcular el número total de horas es, para ella “imposible”, ya que “unas semanas tienes que ir a rodar para jornadas de cuatro horas y otras veces para algo de quince minutos. Depende del material que nos van enviando”. Así se trabaja en el doblaje del mundo del videojuego, donde en muchas ocasiones, incluso, no ven el material que tienen que interpretar, solo bocetos, imágenes o, en el peor de los casos, solo las grabaciones de audio del sonido inglés.

Tras los ojos de Ellie, la heroína de ‘The Last of Us 2’

De esta situación es conocedor Mario García, actor de voz de Peter Parker en Marvel’s Spider-man (2018, PS4): “Tuvimos la suerte de que mandasen las cinemáticas bien, terminadas, y no como en God of War, donde había simplemente dibujos”, explicaba sobre dicho videojuego, también exclusivo de Sony lanzado en primavera de 2018.

Esta vez, por suerte para ellos, han dispuesto de todo lo necesario para trabajar con comodidad: “Hemos trabajado con muchas cinemáticas del videojuego que venían acompañadas por imágenes del rodaje en plató (que ayudaban en los casos en los que la boca no estuviera terminada) con su respectivo audio, por supuesto. Y luego otra parte en la que sólo disponíamos de audio”.

Tal es el realismo de esta nueva iteración de la saga que, para Blanco, pensar en una adaptación al cine o la televisión no es algo necesariamente descabellado. “Es increíble el realismo con el que están hechos hoy en día los videojuegos. Por lo que he podido ver en la sala, la historia está rodada como si de una película de cine se tratase. Creo que tiene muchísimo potencial y que será el juego del año, sin duda”, opina. La pregunta es especialmente pertinente en el momento presente. Tan solo unos días después de la celebración de esta entrevista, la cadena británica HBO confirmaba haber llegado a un acuerdo con Sony Pictures Television y PlayStation Productions para adaptar esta propiedad intelectual a la televisión; una adaptación capitaneada por Craig Mazin, creador de la serie Chernobyl, donde estará directamente implicada Naughty Dog con el propio Neil Druckmann en tareas de guion; y Evan Wells, presidente de la empresa, en la producción ejecutiva. Será un hecho sin precedentes en producciones de este calibre, pues los autores originales del videojuego serán parte fundamental de la traslación a la pequeña pantalla. No han trascendido detalles sobre la fecha de estreno de la serie, solo que llegará “pronto”.

Y no, no se cambiará la identidad LGTB de Ellie en la serie, algo que ha tranquilizado tanto a fans como a quienes ven en esta personalidad un espejo reivindicativo que ponga de manifiesto la necesidad de personajes protagonistas como ella en una industria mayoritariamente masculina y con resquicios de un machismo caduco.

A falta de saber si culminará o no con las expectativas, The Last of Us Parte II verá la luz el día 19 de junio en exclusiva para PlayStation 4. Inicialmente, su lanzamiento iba a producirse el mes de febrero, pero ese cuatrimestre de margen terminó siendo innegociable para no comprometer las expectativas de calidad depositadas por todas las partes. Además, iba a “reducir la carga de estrés dentro del equipo”.

No apunta a ser un videojuego cualquiera: quiere ser uno de los más memorables de toda la generación. Quedan tan solo unos días para comprobar si Ellie es, definitivamente, la gran heroína del videojuego.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: