Vista durante décadas como una curiosidad y un mundo poco serio, la industria de los videojuegos se ha convertido en los últimos años en un gigante que mueve 160.000 millones de dólares al año, y ha dejado de ser ignorada para convertirse en objeto de deseo de las principales compañías tecnológicas y de entretenimiento.

Gigantes de Silicon Valley como Apple o Google, que nunca antes habían demostrado excesivo interés en este sector, se han lanzado a su conquista con el objetivo de convertirse en la nueva plataforma de referencia capaz de competir de tú a tú con las consolas clásicas y devenir el codiciado «Netflix de los juegos».




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: