Portada

Trapero, citado para mañana ante el Tribunal Supremo, sopesa testificar

consultor seo


El mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, comparecerá mañana ante el Tribunal Supremo citado como testigo. Debido a que está pendiente de juicio por hechos muy similares en la Audiencia Nacional, puede acogerse a su derecho a no declarar, aunque todo apunta a que sí lo hará.

En el calendario del juicio del 1-O figura que Trapero entrará en la sala de plenos del Supremo a las cuatro de la tarde, aunque los horarios no siempre se están cumpliendo por la larga duración de algunos testimonios. Fuentes de su defensa no desvelaron si declarará o no, aunque lo más probable es que sí.






El procés ha causado una profunda crisis material y moral en los Mossos

Hasta el momento ya han pasado ante el tribunal dos comisarios de los Mossos, ambos también como testigos, Manuel Castellví y Emilio Quevedo. Este último está siendo investigado a su vez por un juzgado de Sabadell en relación con la supuesta inactividad de la policía autonómica el 1 de octubre y decidió declarar. No sería lógico, pues, que su superior jerárquico no lo hiciera.

Además, Trapero tendrá así la oportunidad de responder a las acusaciones vertidas por Enric Millo, José Antonio Nieto y, en especial, el coronel Diego Pérez de los Cobos, quien refirió continuas desavenencias del mayor por el encargo que tenía de coordinar el dispositivo policial del 1-O.

La situación de Trapero no es nada fácil. Está pendiente de juicio por rebelión en la Audiencia Nacional por la actuación de los Mossos d’Esquadra el 20 de septiembre y el 1 de octubre del 2017, es decir, durante el cerco a la Conselleria d’Economia y el referéndum. De manera que es probable que lo que pueda decir mañana pueda tener repercusión cuando se siente en el banquillo de los acusados, a pocos metros del Tribunal Supremo.

El procés ha causado una profunda crisis material y moral en los Mossos. Entre las primeras medidas de la aplicación del artículo 155 de la Constitución estuvo la destitución fulminante de Trapero como máximo responsable de la policía de la Generalitat. Le sustituyó Ferran López, quien fue relevado por Miquel Esquius por el Govern de Quim Torra. Toda la cúpula de la época de Trapero tiene que comparecer en el Tribunal Su­premo para declarar como testigos. Y la mayoría tienen el mismo problema que el mayor, ya que están investigados en juzgados catalanes por su presunta pasividad en la jornada del referéndum del 1 de octubre.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment