El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha viajado finalmente este lunes a Bruselas para participar esta misma tarde en la conferencia Catalunya y el juicio del referéndum: un reto para la UE junto al expresident Carles Puigdemont. El acto se celebrará en el hotel Steigenberger Wiltcher’s de la capital belga a las 18.30 horas después de que el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, desautorizara que éste tuviera lugar en las dependencias de la cámara.

Pero las dificultades para Torra no acaban ahí. El presidente catalán se ha visto obligado a viajar sin escolta oficial después de que el Ministerio del Interior haya vetado la presencia de seguridad de los Mossos d’Esquadra, según informan fuentes de la Generalitat. Las mismas fuentes apuntan que el Gobierno también ha denegado la escolta oficial al conseller de Exteriors, Alfred Bosch, que tenía previsto viajar a Bruselas este jueves.





Torra ha tomado el avión por la mañana de hoy, según ha difundido el abogado de Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, quien ha añadido que lo ha hecho en clase turista. Además de la conferencia junto a Puigdemont, Torra tiene previsto reunirse con el presidente de Flandes, Geert Bourgeois, en un encuentro al que también asistirá la delegada del Govern en Bruselas, Meritxell Serret. Al mediodía, Torra mantendrá una reunión con Puigdemont y posteriormente ambos visitarán el parlamento de Flandes y se reunirán con su presidente, Jan Peumans.

Una delegación de JxCat, formada por los diputados Albert Batet, Josep Costa, Francesc de Dalmases, Aurora Madaula, Anna Geli, Eusebi Campdepadrós y Josep Maria Forné, acompañará al presidente catalán.

Después de la decisión de Tajani –tomada a instancias de PP, PSOE y Ciudadanos–, tanto Torra como Puigdemont enviaron una carta el viernes al dirigente italiano en que le instaban a “rectificar su censura”. La carta pregunta por qué se impide el acto alegando razones de seguridad: “Nos gustaría saber por qué motivos ha decidido que el acto programado, organizado por los eurodiputados Ralph Packet e Ivo Vajgl, ha sido considerado un problema de seguridad”. Igualmente, este domingo Tajani también recibió una carta de distintos colectivos de juristas catalanes en la que se le reprochaba su decisión como una limitación del derecho a la libertad de expresión.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: