Estad preparados porque este es el año de esto, de la libertad, de la unidad y de la república”. El president de la Generalitat, Quim Torra, ha intervenido en el congreso inaugural de La Crida para reivindicar el papel del Govern en todo aquello que la Assemblea Nacional Catalunya (ANC) considera que el Ejecutivo catalán no está cumpliendo, como el hecho de que no se haya investido a Puigdemont, que no se haya tumbado al Gobierno de Pedro Sánchez o que no se hayan recuperado las leyes sociales tumbadas por el TC. Torra ha tratado de rebatir estas acusaciones al asegurar que “nos estamos dejando la piel en trabajar por hacer la república”, por lo que ha reivindicado la investidura de Puigdemont como “objetivo prioritario” y “estamos recuperando las leyes sociales”, ha asegurado.





El president ha comenzado su intervención reclamando un minuto de silencio en recuerdo de los 80 años de la caída de Barcelona en la Guerra Civil. Tras ello ha cambiado el tono para lamentar que el día a día de Catalunya sean las querellas preventivas” y las amenazas con el artículo 155. “Este es nuestro día a día, así comenzamos siempre y la receta es unidad, libertad y república, y cuantas más amenazas, más unidad, más libertad y más república”, ha reclamado. Y es que “después de 300 años, hemos encontrado la fórmula, gracias al 1-O, que destilaba unidad, libertad y república”, ha reivindicado.


“Sólo he aceptado el encargo de president para trabajar para hacer la república, que le quede claro a todo el mundo. Y si alguna vez creo o pienso que no tengo las fuerzas, la capacidad, me iré”

Torra ha insistido en estos tres conceptos ante la situación de división que vive el independentismo a las puertas de la celebración del juicio del ‘procés’ y las próximas citas con las urnas (elecciones municipales y europeas), y ha advertido de que “apartarnos de cualquiera de estas es perder, y yo quiero ganar la libertad, la unidad y la república”, ha asegurado.

Las reivindicaciones ante las voces como las de la ANC que acusan directamente al Govern de no actuar conforme a su mandato vinieron primero garantizando, en primer lugar, que “sólo he venido aquí, sólo he aceptado el encargo de president para trabajar para hacer la república, que le quede claro a todo el mundo. Y si alguna vez creo o pienso que no tengo las fuerzas, los apoyos o la capacidad, me iré”, ha prometido.





Acto seguido ha defendido la acción de su gabinete porque “lo podemos hacer peor o mejor, pero nos estamos dejando la piel en trabajar por hacer la república”. En este punto ha expuesto su papel en la recuperación de todos los derechos, en la reclamación de la libertad de los presos, y ha asegurado que “estamos recuperando las leyes sociales”. Y ha puntualizado: “No las tenemos que recuperar, sino que las estamos recuperando”.


“¡Que nadie se olvide. Sobre todo, tenemos como objetivo prioritario: la investidura del president Puigdemont!

Tras destacar la labor de consellers como Damià Calvet o Elsa Artadi, ha dicho sentirse orgulloso de su Govern de coalición, porque “en momento de complejidad inmensa, nos proponemos el mismo objetivo”. Y ha sido entonces cuando, en un mensaje de nuevo dirigido a la ANC, ha reivindicado la investidura de Puigdemont: “¡Que nadie se olvide. Sobre todo, tenemos como objetivo prioritario: la investidura del president Puigdemont!

Torra ha reiterado su mensaje de cara al juicio basado en combinar el “yo acuso” con el “yo me movilizo” por la libertad. “Esto es un ‘no surrender’”, ha asegurado, por lo que ha pedido a todo la máxima movilización de cara al inicio del juicio del 1-O.





Pero también ha hecho mención a la causa catalana en el diálogo con el Gobierno del Estado. En este capítulo ha vuelto a señalar la necesidad de que haya “bilateralidad, solución política y derecho a autodeterminación” porque “si no hay un reconocimiento del derecho de autodeterminación, no nos moveremos de aquí, del no, del no a los presupuestos”, ha insistido. Y ante el posible “chantaje” sobre la llegada del “tripartito de la ultraderecha”, el president ha dicho elegir independencia.


“Si no hay un reconocimiento del derecho de autodeterminación, no nos moveremos de aquí, del no, del no a los presupuestos”

De cara a la internacionalización, ha asegurado que “estamos en el lado correcto de la historia y nos da toda la fuerza”. Pero ha pedido poder salir al exterior con “tres banderas”, la del diálogo, los derechos civiles y la autodeterminación y la no violencia, porque “si no, no me entienden y no compran el mensaje”, ha alegado. Torra ha reclamado seguir estos tres principios sin faltar en ningún momento a ninguno de ellos porque así “se abren nuevas puertas”. Por esta vía “somos más fuertes que nunca”, ha dicho, gracias al “sacrificio de los presos y de los exiliados”. Y “por más José Borrell y fake news que diga”, ha prometido seguir saliendo al exterior a explicar la causa catalana





Torra también ha tenido palabras sobre las elecciones municipales para reclamar una vez más una candidatura unitaria de los independentistas para Barcelona. En alusión directa a los candidatos independentistas que se prevén presentar, ha reclamado que “por favor” se unan en una sola porque “hay que ganar en Barcelona”. “Conseller Maragall, conseller Forn, amiga Neus Munté, Ferran Mascarell, amigo Graupera, sentaos, dialogad, discuti, pero hagamos una candidatura única”, ha reclamado.

El acto ha contado con la presencia telemática del expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont, que ha intervenido por videoconferencia para animar a “ir adelante” y mostrar su “emoción inmensa” por la constitución del movimiento.


Torra reclama que “por favor”, los independentistas se unan en una sola candidatura en Barcelona

Pero también ha contado con la presencia de Tamara Carrasco, que aún no puede salir de Viladecans por orden judicial y también ha intervenido a través de videoconferencia. Carrasco ha explicado que ha decidido participar en el acto por “estima personal al president Puigdemont” y ha reivindicado que “hay muchas formas de hacer política, no solo en las instituciones, sino también en la calle”. Acto seguido, la activista ha arremetido contra una “represión” por parte del Estado “que no viene de ahora” y ha expresado su deseo por “una república donde no haya una Tamara ni un Adri (en referencia al otro activista que permanece en Bruselas, Adrià Carrasco)”. Para finalizar, ha asegurado que cuando vuelva de Waterloo, “el president me tendrá a su lado” porque “me han hecho más fuerte y, en cuanto reciba las cautelares, volveré a la calle”.





“Honrado” por las muestras de cariño, Puigdemont ha correspondido con un reconocimiento a Carrasco, una persona “que trabaja desde abajo y que no hace exclusiones”. Sobre el caso por el que permanece recluida en su localidad de residencia, el expresident ha denunciado que “contigo lo que quieren es intimidad y atemorizar, disuadir a la disidencia política y criminalizar la acción comprometida y no violenta en la calle”. Para el dirigente, el “sufrimiento” y la “injusticia” que sufre Tamara “solo es un intento de demostrar hasta dónde es capaz de llegar un Estado que no tiene alma”, que “no tiene límites y se los tenemos que poner”. Para finalizar, Puigdemont ha asegurado a la activista que en Waterloo “tienes tu casa y aquí serás muy bienvenida”.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: