Cuando no encajas, buscas la manera de adaptarte. Para ello, quizá tomes opciones que nadie más entiende. Sería el caso de La dependienta, de Sayaka Murata. La novela ha ganado premios importantes y ha sido traducida a veinte idiomas, el New Yorker…




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: