Todos los migrantes que se encontraban a bordo del barco humanitario «LouiseMichel» han sido transferidos al barco «Sea-Watch4» después de que este último decidiera el sábado cambiar de rumbo para atender la llamada de socorro del primero y asistirle en el rescate de 130 personas que navegaban a la deriva en un bote de goma en el Mediterráneo.

Según la ONG «Médicos Sin Fronteras» (MSF), que gestiona la atención médica a bordo del «Sea-Watch4», las 150 personas vulnerables que se encontraban en el barco fletado por el artista británico Banksy han recibido los primeros auxilios y se les ha aplicado el protocolo para evitar contagios por la COVID-19.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: