Los investigadores de la Universidad de Sidney estudiaron el ADN de más de 1.000 africanos y creen, por primera vez, haber descubierto la “cuna de la humanidad”, donde los primeros hombres modernos evolucionaron antes de extenderse por el mundo. Habría sido al sur del Gran Río Zambezi, que incluye el norte de Botswana y partes de Namibia y Zimbbwe.

El nuevo estudio, publicado en la revista “Nature” sugiere que los antepasados de los humanos modernos permanecieron y prosperaron durante 70.000 años antes de que emigraran de África por el cambio climático. “Ha estado claro durante algún tiempo que los humanos anatómicamente modernos aparecieron en África hace aproximadamente 200.000 años. Lo que se ha debatido durante mucho tiempo es la ubicación exacta de esta emergencia y la posterior dispersión de nuestros primeros antepasados”, dijo Vanessa Hayes, autora principal del estudio en el Instituto Garvan de Investigación Médica y la Universidad de Sydney. “Hemos podido identificar lo que creemos que es nuestra patria humana”.

Según Hayes, “el ADN mitocondrial actúa como una cápsula del tiempo de nuestras madres ancestrales, acumulando cambios lentamente durante generaciones. La comparación del código completo de ADN, o mitogenoma, de diferentes individuos proporciona información sobre qué tan estrechamente están relacionados”. Así recolectaron muestras de sangre para elaborar un catálogo integral de los primeros mitogenomas de humanos del llamado linaje ‘L0’. “Fusionamos 198 mitogenomas nuevos y raros con la base de datos actual de la población más antigua conocida de los humanos modernos, el linaje L0. Esto nos permitió refinar el árbol evolutivo de nuestras primeras ramas ancestrales mejor que nunca”, dice el autor, Dr. Eva Chan de El Instituto Garvan de Investigación Médica, que dirigió los análisis filogenéticos.

Tras combinar la línea de tiempo de ese linaje con las distintas distribuciones lingüísticas, culturales y geográficas de sublinajes, se reveló que “hace 200 mil años, el primer linaje materno del Homo sapiens sapiens surgió en Namibia”. Las condiciones que ofrece esta zona de África son perfectas desde el punto de vista geológico, arqueológico y fósil y se encontraron evidencias de que esta región, alguna vez, albergó el sistema de lagos más grande del continente. “Antes de la emergencia humana moderna, el lago había comenzado a drenarse debido a los cambios en las placas tectónicas subyacentes. Esto habría creado un vasto humedal, que se sabe que es uno de los ecosistemas más productivos para mantener la vida”, dice el Dr. Andy Moore, coautor del estudio y geólogo de la Universidad de Rhodes.

Los datos de los investigadores observaron que “una divergencia genética significativa en los sublinajes maternos más tempranos de los humanos modernos indica que nuestros antepasados ​​emigraron de la tierra natal hace 130,000 y 110,000”. Su camino fue hacia el noreste, seguido de una segunda ola hacia el sudeste, mientras que otros se quedaron en el mismo lugar. Al suroeste, nuestros antepasados ​​tuvieron que adaptarse a la búsqueda de alimentos y el uso de los recursos que se encuentran en un entorno marino, y parece que lo hicieron con éxito, dijo Hayes. Los investigadores también encontraron evidencia arqueológica originada en el punto más meridional de África para respaldar sus hallazgos.

El efecto del clima

Para investigar qué pudo haber impulsado estas primeras migraciones humanas, Profesor Axel Timmermann, coautor y Director del Centro de Física del Clima del IBS en la Universidad Nacional de Pusan, analizó simulaciones de modelos climáticos por computadora y datos geológicos, que capturan la historia climática del pasado del sur de África. “Nuestras simulaciones sugieren que la lenta oscilación del eje de la Tierra cambia la radiación solar de verano en el hemisferio sur, lo que lleva a cambios periódicos en las precipitaciones en el sur de África”, dice el profesor Timmermann. “Estos cambios en el clima habrían abierto corredores verdes con vegetación, primero hace 130 mil años al noreste, y luego hace unos 110 mil años al suroeste, permitiendo a nuestros primeros antepasados emigrar de la patria por primera vez”.




Fuente:La razón

A %d blogueros les gusta esto: