El éxito de las redes sociales ha creado un nuevo canal de comunicación para el mundo de la moda que ha modificado la forma de promocionar sus productos. Desde que muchos usuarios del entorno digital empezaron a agrupar amplias masas de seguidores hasta convertirse en iconos de estilo, esta tendencia fomentó la aparición de los populares ‘influencers’ donde sus imágenes que muestran las últimas tendencias de las pasarelas y establecen claves para crear ciertos estilismos son también un potente espacio publicitario para las firmas.

Tras monetizar esta actividad, los ‘influencers’ no solo consiguieron vivir de los ingresos que generaban por llevar la ropa de las firmas o promocionar un producto en concreto sino que también han empezado a transformar su influencia en negocios dedicados al mismo sector, como líneas de maquillaje o de moda. Se podría considerar que este 2019 ha sido el año en el que más ‘influencers’ han emprendido sus propios proyectos, una tendencia a la que se ha sumado la modelo Sofia Richie con el próximo lanzamiento de su marca Sofia Stone.








Tal y como ha confirmado WWD, la modelo e ‘influencer’ estaría trabajando en la creación de una primera colección para su firma que presentará este próximo mes de agosto. Aunque todavía no se han mostrado ninguna imagen que indique el estilo o tipo de prendas que formarán parte de la firma, el estilo de Richie que la ha convertido en uno de los nuevos referentes de moda apunta a que la joven podría trasladar las tendencias favoritas de los jóvenes ‘millennials’ además de sumarse a algunos movimientos como la moda inclusiva o la sostenibilidad.


Cada vez son más los ‘influencers’ que lanzan colecciones con un compromiso social

A diferencia de las características que presenta una firma clásica del mundo de la moda, cada vez son más los ‘influencers’ que pretenden seguir transformando la industria en un nuevo espacio de firmas emergentes y alternativas cuya función no es únicamente la de producir ropa sino que también establecen un compromiso social. Ya sea una colección pensada para todo tipo de tallas o una firma con pequeñas colecciones cápsula y de edición limitada que se lanzan sin seguir el orden de las temporadas, la mayoría de ‘influencers’ dedicados al sector de la moda han emprendido proyectos que van más allá de su actividad en Instagram.








En el caso de Richie, la joven de 20 años se ha criado en un entorno condicionado por el componente creativo y artístico implícito en su familia que la ha impulsado a dedicarse al mundo de la moda. Hija del cantante Lionel Richie y hermana de la diseñadora y estrella de la televisión Nicole Richie, la pequeña de la familia tuvo contacto con todo tipo de personalidades dedicadas al mundo de la moda hasta que empezó sus primeros trabajos como modelo para firmas de lujo internacional como Tommy Hilfiger o Chanel.




Junto a su trabajo como modelo, Richie también ha construido una gran comunidad digital en Instagram que cuenta con más de 4 millones seguidores y donde muestra su personal estilo para vestir. Convertida en una ‘influencer’ de éxito, la joven ha adoptado un estilo que se mueve entre las prendas deportivas del momento, como sudaderas con mensaje de firmas de lujo o las populares Yeezy de Adidas, y otros estilismos más elegantes y sofisticados que elige tanto para su día a día como para acudir a una alfombra roja.















Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: