El Gobierno del PP se recorta a sí mismo. O lo que es lo mismo, Isabel Díaz Ayuso ha recortado el presupuesto de los colegios públicos que estimó su predecesor, Ángel Garrido, antes de cambiarse a las filas de Ciudadanos. La Comunidad de Madrid reduce un 5% la cantidad que se abona a los 400 colegios bilingües de la región por estar en el programa de enseñanza en inglés y también se ha recortado el presupuesto de los 26 CEIPSO madrileños, los colegios públicos en los que se imparte primaria y secundaria. En estos centros, este año se les ingresará lo mismo que a cualquier otro centro de primaria. “Lo que ha hecho la Comunidad es igualar la dotación económica que se asignaba a los CEIPSOS con los CEIP”, reconocen desde la Consejería. En total, aseguran, destinarán 350.607 euros menos que en 2019, es decir, “un 1,7% menos sobre un presupuesto de más de 16,5 millones”.

La alarma también ha saltado con la partida que se ingresa anualmente por gastos de funcionamiento en los colegios públicos, ya que los directores de los centros habían recibido la notificación de un nuevo recorte: de 20 euros por alumno matriculado este 2020 se iba a ingresar un euro menos. Pero la Consejería de Educación que lidera Enrique Ossorio se ha dado prisa esta mañana en anunciar que la decisión se había revocado. “El Servicio de Gestión Económica, Planificación y Centros envió una comunición a las DAT con el nuevo escenario presupuestario para 2020 sin que tuviera constancia la Viceconsejería de Política Educativa, que una vez ha conocido ha procedido a revocar de manera inmediata, con lo que los colegios no verán mermados sus ingresos del módulo por alumno”.

Lo que sí ha confirmado la Consejería de Educación es que se aplicará el recorte en el módulo por bilingüismo y en los CEIPSOS, es decir, este año contarán con 3.800 euros en vez de 10.000, como hasta ahora. En total, unos 150.000 euros menos. “A los centros bilingües se les asigna una dotación presupuestaria adicional del 5% más, frente al 10% de otros cursos. Hay que recordar que los colegios no se hacen cargo de los gastos corrientes, puesto que son los ayuntamientos los que han de sufragar los gastos de agua, luz, calefacción, limpieza, mantenimiento y conservación de los colegios públicos”, ha justificado un portavoz de la Consejería de Educación. “Los centros tienen buena liquidez”, ha asegurado. Es más, según la Consejería el presupuesto en Educación creció el presupuesto total en 260 millones de euros en 2019, un 5,5% más que en 2018.

El sindicato Comisiones Obreras dirigió un escrito hace unos días al consejero de Educación para solicitar la reversión de los recortes en gastos de funcionamiento y para que se volviera a dotar a los centros de los mismo recursos que en 2019. Además, pidió que se convocara «una mesa técnica» para tratar estos temas de carácter urgente, pero no se convocado hasta el momento. Los centros suelen recibir la partida en cuestión en tres pagos anuales, aunque la Consejería ha demorado el ingreso de este dinero en los últimos cursos.

“Se trata de trasladar a los centros públicos presión por la disconformidad que tiene la Comunidad de Madrid con el Ministerio de Hacienda respecto de las cantidades que esta le va a transferir para 2020. Como Madrid está disconforme, no hace presupuesto y le niega este a los centros públicos, que se convierten en rehenes de su pelea con Hacienda. Esto es denunciable e inadmisible, pues están jugando con la viabilidad de cientos de centros públicos en los que se escolarizan más de medio millón de niños y jóvenes madrileños”, ha asegurado Isabel Galvín, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CC OO.

Es más, ha insistido Galvín, «cualquier congelación o reducción de los fondos, más allá de este retraso, sería, en el actual contexto de crecimiento económico, injustificado». Según la portavoz del sindicato, «desde 2009 el alumnado de Enseñanzas de Régimen General ha crecido, hasta 2018/19, un 17%, o lo que es lo mismo, 94.000 alumnos». Y los fondos previstos para gastos de funcionamiento en los proyectos de presupuestos para gastos de funcionamiento han disminuido, en euros corrientes, «en un -3,5%, estando congelados desde 2017. Se trata de ahogar a la enseñanza pública».

O a la concertada, o a otro distrito: 40.000 alumnos madrileños para solo 16 institutos públicos

En nueve de los 21 distritos de la capital faltan centros públicos de secundaria. [Sigue leyendo aquí]

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: