Cultura

‘The Square’, del sueco Ruben Östlund, arrasa en los premios del Cine Europeo | Cultura


Ha sido una noche de sábado gloriosa para The Square, la parodia sobre el mundo contemporáneo, que desde su estreno en el último festival de Cannes, donde consiguió la Palma de Oro, no ha dejado de sorprender. El filme dirigido por el sueco Ruben Östlund, que calificó su película de “atrevida, entretenida y excitante”, arrasó en la 30 edición de los premios de la Academia de Cine Europeo, con los galardones a mejor película, comedia, director, guion y actor para su protagonista, el danés Claes Bang. The Square, en cuya producción han participado Suecia, Alemania, Francia y Dinamarca, saldó la noche con un éxito total y los cinco premios en los que competía, además del premio técnico a dirección artística, concedido de antemano por un comité de expertos. Entre el drama y la sátira, el filme sueco dirigido por Ruben Östlund, que ha sido presentada por su país para competir en los Oscar a mejor película de habla no inglesa, entra de lleno en la dictadura contemporánea de lo políticamente correcto, centrada en la historia de un director artístico de un museo de arte. En la gala, celebrada en Berlín, el presidente de la Academia de Cine Europeo, el cineasta alemán Win Wenders, en un emotivo discurso, aludió al “monstruo” de los nacionalismos que atenazan al continente. “Europa no es el problema, es la solución”, dijo Wenders.

PALMARÉS

Película: The Square (Ruben Östlund)

Dirección: Ruben Östlund (The Square)

Guion: Ruben Östlund (The Square)

Actriz: Alexandra Borbély (En cuerpo y alma)

Actor: Claes Bang (The Square)

Comedia: The Square (Ruben Östlund)

Documental: Communion Ana Zamecka)

Película de animación: Loving Vincent (Dorota Kobiela y HUgh Welchman)

Discovery: Lady Macbeth (William Oldroyd)

Cortometraje: Timecode (Juanjo Jiménez)

Premio del público: Stefan Zweig. Adiós a Europa (Maria Schrader)

PREMIOS TÉCNICOS (otorgados por un comité de expertos en cada especialidad)

Editor: Robin Campillo (120 pulsaciones por minuto)

Fotografía: Michael Krichmann (Sin amor)

Dirección artística: Josefin Asberg (The Square)

Vestuario: Katarzyna Lewinska (El rastro)

Maquillaje y peluquería: Leendert van Nimwegen (Brimstone)

Compositor: Evgueni y Sacha Galperine (Sin amor)

Sonido: Oriol Tarragó (Un monstruo viene a verme)

En esta 30 edición no ha habido ningún filme español que optara a alguno de los galardones más importantes. Pero la noche empezó bien para el cine español, con el primer premio que se concedió en la noche al cortometraje Timecode, dirigido por el catalán Juanjo Jiménez. Timecode, una historia de amor a través de la música y de las pantallas de un parking público, ya triunfó en el festival de Cannes con la Palma de Oro al mejor corto y fue candidato al Oscar el año pasado. Sin embargo, ni el documental La Chana, sobre la bailaora catalana Antonia Santiago Amador, una coproducción en la que participa España y que dirige la croata Lucija Stojevic, ni el largometraje Verano 1993, de Carla Simón, candidato al galardón Discovery de óperas primas, consiguieron los premios en las categorías para las que estaban nominados. El premio Discovery fue a parar a Lady Macbeth, de William Oldroyd. Alexandra Borbély, por su interpretación en la película húngara En cuerpo y alma, de la directora Ildikó Enyedi, se alzó con el galardón a mejor actriz.

Los 30 años de vida de la Academia de Cine Europeo tuvieron su reflejo en la gala de casi tres horas, celebrada en el Berliner Festpiele, y en la que se abrió un hueco al recuerdo con imágenes, películas y protagonistas de las tres décadas de esta institución que nació con el objetivo de reconocer el cine de Europa, frente a la todopoderosa cinematografía de Hollywood. Algunos de los fundadores de esta academia, como el español Carlos Saura o los alemanes Hanna Schygulla y Win Wenders, se unieron a la celebración de esta edición especial, en la que actriz francesa Julie Delpy, que anunció la organización de una tómbola para poder sacar adelante un proyecto que se ha venido abajo tres semanas antes de comenzar el rodaje por falta de financiación, y el director ruso Alexander Sokurov recibieron premios honoríficos.

Wenders, cara y voz de esta academia, siempre poderoso y político, tras recordar, emocionado, la trágica historia europea del siglo XX, resaltó el hambre y la pobreza en la que viven muchos ciudadanos, mostró su preocupación por los momentos “oscuros” que vive el continente, aludió al “monstruo” de los nacionalismos y terminó pidiendo la colaboración y la responsabilidad de todos para cuidar Europa. “Europa no es el problema, es la solución”, aseguró Wenders, ante un auditorio entregado a sus palabras. En la gala se volvió a recordar la situación del cineasta ucraniano Oleg Sentsov, acusado de terrorismo y preso, en algún lugar de Siberia, desde 2014. El director chino Ai Weiwei, también perseguido en su país y presente en la ceremonia de Berlín, ha escrito una carta a Sentsov, en la que muestra su solidaridad con él y pide su inmediata libertad.

La próxima edición de estos premios se celebrará en diciembre de 2018 en la ciudad de Sevilla.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment