La coordinadora de Podemos Andalucía y destacada referente de Anticapitalistas, Teresa Rodríguez, no aspirará a un nuevo mandato. Ni ella ni ningún miembro de su equipo, lo que deja la vía libre a Pablo Iglesias a que por fin designe a un coordinador afín a sus tesis en Andalucía. La decisión de Rodríguez se enmarca en las tensiones evidentes generadas en Anticapitalistas por el pacto de coalición en el PSOE en el Gobierno de la nación.

La decisión se acordó el lunes pasado en una reunión celebrada en Madrid a la que acudieron el líder de Podemos, Pablo Iglesias, Teresa Rodríguez y el secretario Político y de Comunicación de Andalucía, Pablo Pérez Ganfornina, según informaron fuentes conocedoras del encuentro a EL PAÍS. La idea es que no se produzca ningún portazo ni más daños de lo que ya implica la salida de la líder andaluza de Podemos, muy incómoda con la presencia de los suyos en el banco azul del Gobierno. En el acuerdo de salida se deja abierta la puerta a un nuevo encuentro electoral en el futuro.

Está previsto que el secretario de Organización estatal, Alberto Rodríguez, salude de manera afable y sin estridencias la renuncia de la política gaditana a continuar en el cargo y que reconozca su aportación a la organización. Rodríguez permanecerá en la dirección hasta la asamblea andaluza prevista en el mes de mayo y los 11 diputados de Podemos conservarán su escaño en el grupo Adelante Andalucía, la coalición formada con IU y otras dos formaciones andalucistas con la que concurrieron en los comicios andaluces del 2 de diciembre de 2018. Obtuvieron 17 escaños: 11 son de Podemos y seis de Izquierda Unida.

La decisión de abandonar Podemos pone en jaque a Adelante Andalucía, el proyecto que ella misma y el excoordinador general de IU Antonio Maíllo pusieron en marcha con mimo y no pocas renuncias por parte de la federación de izquierdas.

Rodríguez tiene previsto comparecer este jueves en rueda de prensa para dar detalles de su decisión. La ejecutiva de Podemos Andalucía mantuvo este miércoles en la sede del grupo en el Parlamento autónomo una reunión en la que básicamente se prepararon los argumentos de esta comparecencia. No todos los miembros de la dirección compartieron la decisión de abandonar el partido y defendieron la entrada de Podemos en el Gobierno de coalición que preside Pedro Sánchez por cuanto supone un “dique a la derecha”. Teresa Rodríguez no estuvo presente, sino que intervino telefónicamente.

En esa reunión hubo dirigentes que presentaron la salida no como un triunfo de Iglesias -al que llamaron de manera insistente como ‘el coletas’- sino como una decisión meditada y autónoma. “Iglesias no quiere organizaciones territoriales. No nos ha matado porque no ha podido. Y eso es mérito nuestro”, ponen en boca de una diputada fuentes conocedoras de la reunión. También se ufanaron del poco tirón de los dirigentes afines a Iglesias para pilotar el partido en Andalucía.

Pero lo más llamativo, según estas fuentes, fueron las referencias críticas a Izquierda Unida. Los de Rodríguez plantearán a medio plazo “nuevas normas de convivencia” con el partido que lidera en Andalucía Toni Valero y definir nuevos papeles para evitar “un divorcio del copón”, según dijo un dirigente. Hubo dirigentes que aventuraron que las aguas bajan también revueltas en Izquierda Unida y que hay direcciones provinciales levantiscas con la ejecutiva andaluza.

También hubo voces disconformes con el acercamiento de diputados de IU al PSOE. La interlocución de Adelante Andalucía con el PSOE de Susana Díaz es inexistente, pero desde IU se intenta mantener abiertos algunos canales de cara al futuro.

Izquierda Unida también está preparada para establecer nuevas reglas del juego cuando los diputados de Podemos dejen de pertenecer a esta formación. Valero ya ha dejado claro que el acuerdo que tienen firmado es con Podemos y que la interlocución se establecerá con la nueva dirección. “Nuestro acuerdo no es con Teresa Rodríguez, es con Podemos”, resaltó este miércoles la portavoz adjunta del grupo y miembro de IU, Inma Nieto. La duda ahora es saber si una vez que deje Podemos, Teresa Rodríguez conservará su escaño en el Parlamento, toda vez que dejará de ser la líder de la formación.

 




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: