Un hombre ha resultado herido de gravedad en una pelea de madrugada en Barcelona. La víctima presenta una cuchillada en el cuello, y ayer ingresó en el Hospital del Mar, donde permanece estable, ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos, según el centro médico. Se trata del tercer apuñalamiento en poco más de 24 horas en la ciudad catalana.

El ataque fue fruto de una pelea, cerca de la una de la mañana, en la calle de Pamplona de la ciudad, según fuentes policiales. Los Mossos d’Esquadra buscan al autor del ataque, que huyó del lugar, pero cuentan con una descripción.

El lunes, a las diez menos cuarto de la noche, un joven fue apuñalado en el Pou de la Figuera por otro al que conocía del centro de justicia juvenil de l’Alzina. Posteriormente, a las cinco y media de la mañana, se repitió la escena: una pelea con un apuñalado grave en la plaza de Pau Vila, muy cerca del metro de la Barcelona.

Los episodios violentos se suceden en la ciudad en un verano complicado. En 40 días, siete personas muerto de manera violenta: cuatro en peleas, dos tiroteadas y una tercera, una mujer, fue hallada el lunes con golpes en la cabeza y signos de haber sido estrangulada.

El teniente de alcaldía de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, ha admitido hoy que existe una «crisis de seguridad» en la ciudad, donde han aumentado un 9 % los hechos delictivos, aunque los delitos contra personas han disminuido un 1,27 % en el último semestre. En un acto en Barcelona junto al primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, Batlle ha pedido hacer un análisis «sereno y responsable» sobre la sensación de «inseguridad» en la capital catalana y ha querido lanzar un mensaje de optimismo: «Barcelona -ha dicho- sigue siendo una ciudad segura en comparación con otras como París, Londres o Roma». En Barcelona se han registrado en lo que va de año un total de trece víctimas mortales, tres más de las diez que hubo en la capital catalana a lo largo de todo 2018. Batlle ha afirmado que si bien hay una «percepción por parte de la ciudadanía de inseguridad», la situación no es irreversible», y que «están tomando medidas para revertir la situación» y evitar que se cronifique.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: