Vehículo siniestrado en la AP-9 en Vigo. Getty Images Vídeo: ATLAS

Un accidente de tráfico registrado pasadas las nueve de la noche de este miércoles, en la provincia de Pontevedra, se ha cobrado la vida de tres jóvenes de entre 17 y 18 años y ha dejado heridos a otros dos. El siniestro mortal se produjo en la parroquia viguesa de Teis, a pocos metros de la salida del puente de Rande en dirección a Vigo.

Según las primeras investigaciones de la Guardia Civil de Tráfico, los tres jóvenes fallecidos ocupaban los asientos traseros del coche, un Peugeot 207. Se trata de Bieito L.R., residente en la localidad pontevedresa de Pazos de Borbén, y de Sara C.V. y Sofía P.H., ambas del municipio de Redondela.

Una de las chicas salió despedida del coche, mientras que los otros dos fallecidos quedaron dentro del vehículo volcado y tuvieron que ser excarcelados por los bomberos y servicios de emergencias.

Tanto el conductor, de 18 años, como el ocupante del asiento del copiloto, de 17, resultaron heridos. Ambos son vecinos de Redondela. Los equipos de rescate se sorprendieron del hecho de que ambos salieran del coche por su propio pie. Cuando llegaron los servicios médicos, fueron trasladados a los hospitales Álvaro Cunqueiro y Fátima en la ciudad de Vigo.

Un concejal de Redondela, en declaraciones a la cadena SER, ha asegurado este jueves  que los dos supervivientes están graves, aunque uno en peor condición que otro, y evolucionan favorablemente. Uno de los jóvenes no vivía en el pueblo, pero sí su familia. El edil los ha descrito como «buenos estudiantes».

Pese al aparatoso accidente no fue necesario cortar el tráfico aunque sí se produjeron retenciones en las inmediaciones del puente de Rande y accesos a Vigo, una de los tramos con mayor densidad de vehículos en la provincia de Pontevedra.

Las primeras hipótesis que baraja la Guardia Civil de Tráfico sobre el accidente es que el conductor perdiera el control del vehículo y que este diera bandazos en la calzada. Primero, impactó contra el guardarraíl y, luego, contra un pilar del puente de Rande hasta quedar volcado y casi irreconocible en pleno vial.

A media noche todavía seguían trabajando los servicios de emergencias, mientras el equipo de atestados recogía testimonios entre varios conductores que seguían al vehículo en el momento del accidente. Las tareas de rescate se extendieron durante unas dos horas y media.

Este ha sido un mes negro para Galicia por el balance de víctimas mortales en las carreteras, seis de ellas menores de 30 años. Casi de forma simultánea la Guardia Civil también informaba este miércoles del fallecimiento de otro chico de 26 años de edad en un accidente de tráfico en el municipio de Miño (A Coruña). Fue un choque de dos vehículos en el que salvó la vida un hombre de 82 años que conducía el vehículo contrario.

Aunque este último accidente de Rande es el más grave ocurrido en la comunidad gallega este año, otro, registrado el pasado 4 de mayo, se cobró la vida de una joven pareja en la provincia de A Coruña, en un tramo de carretera entre A Pobra y Ribeira.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: