Salud

¿Te falta tiempo? Trucos yoguis para días ajetreados


Te compartimos 3 tips para disfrutar de la filosofía del yoga incluso cuando tu día es tan movido que no puedes practicar alguna postura.

1. ANTES DE ACOSTARTE. Vale la pena buscar esos minutos antes de dar por concluido el día. Especialmente en esos días en los que las 24 horas no sean suficientes para ti, asegúrate de reservarte un pequeño paréntesis para hacer una práctica de yoga exprés antes de dormir. Coloca un cojín grueso transversalmente pegado a la pared y siéntate sobre él, apoya la espalda en la cama y eleva las piernas para apoyarlas extendidas en la pared. La pelvis debe quedar recostada sobre el cojín y bien cerca de la pared, la espalda sobre la cama y la zona lumbar dibuja un suave arco.

2. EN EL TRABAJO. Nada como una esencia olfativa para trasladar la mente. Ten a mano un mini frasco de algún aceite esencial y haz tres inhalaciones. Tras ello, sentada en tu silla con la espalda recta, deja caer la cabeza lentamente hacia adelante y hacia atrás, para aflojar el cuello. Exhala al bajar, repitiendo varias veces. A continuación inclina la cabeza lateralmente, hacia uno y otro lado. Luego gírala sobre el eje de la columna vertebral con el cuello relajado.

Si está siendo un día tenso, conviene relajar los hombros: lleva las manos hasta ellos y gira los codos, abriendo bien el pecho. Inhala al subir. Gira en uno y otro sentido y luego afloja. Sentirás una agradable sensación como si te estuvieses desperezando. Aquí algunas otras posturas que puedes hacer en la oficina.

3. EN EL COCHE. ¿Y si invirtieses el tiempo de los viajes de ida y vuelta al trabajo a fomentar tu bienestar? Los expertos en mindfulness recomiendan no desperdiciar ninguna oportunidad. Pon música que te haga sentir bien y respira hondo, poniendo toda la atención que el tráfico te permita en la entrada y salida del aire de tu cuerpo.




Fuente: La Razón

Comentar

Click here to post a comment