A solo cuatro días de que una nueva legislatura eche a andar en el Parlamento Europeo, los intentos de Carles Puigdemont de sentarse en el escaño parecen abocados al fracaso. El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, remitió este jueves una carta al expresidente catalán y al exconsejero Toni Comín en la que rechaza tomar partido para que ambos puedan ejercer como eurodiputados, y se remite a las decisiones de la Junta Electoral Central. «Parece ser que sus nombres no están en la lista de diputados electos comunicada oficialmente al Parlamento Europeo. En consecuencia y hasta nuevas notificaciones de las autoridades españolas, no estoy por ahora en posición de reconocerlos como futuros miembros del Parlamento Europeo», afirma la misiva.

La Junta Electoral Central no incluyó sus nombres en el listado definitivo que envió a Bruselas, y ratificó hace una semana que Puigdemont, Comín y Junqueras no pueden ser eurodiputados. Los dos primeros, fugados de la justicia española, no acudieron personalmente a acatar la Constitución en el Congreso, como exige la ley, para evitar ser detenidos al pisar suelo español. Pero en paralelo a los fallidos recursos que presentaron en España para que se les permitiera acudir a la sesión constituyente de la Eurocámara el 2 de julio en Estrasburgo, se dirigieron en varias ocasiones al secretario general de la institución, Klaus Welle, el responsable de la comisión jurídica Pavel Svoboda, y al propio presidente Tajani.

La comunicación se realizó a través de al menos tres correos electrónicos enviados por el todavía eurodiputado del PDeCAT Ramon Tremosa. En ellos se adjuntaba la lista de diputados electos publicada por el BOE el 13 de junio —en la que sí aparecen sus nombres—, la sentencia del Tribunal Supremo firmada por el juez Pablo Llarena en la que rechaza levantar la orden de detención contra Puigdemont y Comín, la sentencia del tribunal alemán de Schleswig-Holstein que dictamina que no existió rebelión, y una carta de Puigdemont y Comín en la que exhortan a Tajani a tomar «todas las medidas necesarias» para garantizar «la inmunidad y privilegios de los que disfrutamos como miembros electos del Parlamento Europeo».

Este miércoles, ambos se quejaron en un comunicado de que Tajani había ignorado esas cartas, y se dirigieron de nuevo al presidente de la Eurocámara. «Negarse a responder no evitará una respuesta de las autoridades judiciales europeas ante una grave violación de los derechos fundamentales que pone en riesgo los fundamentos de la democracia europea», advirtieron.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: