El Tribunal Supremo paquistaní desestimó hoy una apelación contra la absolución de la cristiana Asia Bibi del delito de blasfemia, por el que había sido condenada a la pena de muerte, en el último escollo de la acusada para quedar definitivamente en libertad y salir del país.

”La apelación es desestimada”, afirmó el presidente del Supremo paquistaní, Asif Saeed Khosa, al frente de la corte de tres jueces que estudiaron el recurso contra la sentencia de absolución emitida el 31 de octubre.

La máxima institución judicial del país estudiaba hoy una apelación presentada contra la absolución de Asia por el clérigo Qari Mohamed Salam, quien la denunció en 2009 cuando comenzó el caso y presentó este recurso contra la cristiana.





Asia, madre de cinco hijos, fue denunciada en 2009 por dos mujeres por supuestamente insultar al profeta Mahoma; un tribunal la condenó a muerte en 2010 y cuatro años después perdió una apelación en el Tribunal Superior de Lahore (este).

El partido Tehreek-e-Labbaik Pakistan (TLP), que prácticamente paralizó el país durante tres días cuando la cristiana fue absuelta a finales de octubre tras ocho años en la cárcel, amenazó ayer con que Pakistán podría “arder” si el Supremo toma la decisión “equivocada”. Ello a pesar de que a finales de noviembre el Gobierno anunció la detención del líder del TLP, Khadim Hussain Rizvi, junto con 3.000 de sus seguidores.

Ante el miedo a protestas islamistas, las autoridades han desplegado a 1.016 policías en los alrededores del Supremo, a los que se suman 300 efectivos de la fuerza militarizada Rangers, dijo a Efe un portavoz policial de la capital, Mohamed Adeel.

El Supremo retiró la condena a muerte a Bibi a finales de octubre, lo que provocó protestas islamistas organizadas por el TLP, que prácticamente paralizaron el país durante tres días.

Tras ello, el Gobierno del primer ministro paquistaní, Imran Khan, llegó a un acuerdo con el TLP en el que se comprometió a permitir que los islamistas solicitasen ante la Justicia la prohibición de salida del país de Asia mientras el Supremo estudia un recurso contra su absolución. Bibi fue liberada de la cárcel el 7 de noviembre y trasladada a un lugar “seguro”, según el Gobierno, hasta que el Supremo vea el recurso.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: