El exasesor del presidente Donald Trump y estratega político de formaciones de extrema derecha Steve Bannon se convirtió la noche del jueves en el plato fuerte de la cena anual del Club Republicano «Queens Village», fundado en 1875 y que se autoproclama el más antiguo del país.

Entre camisetas que rezaban «Estados Unidos primero», alguna gorra con la marca «Hacer Estados Unidos grande de nuevo», candidatos locales del Partido Republicano y los clásicos espaguetis con albóndigas, Bannon repitió a través de una conexión telemática varios de los mantras de la campaña electoral republicana para intentar que Trump repita mandato en la carrera electoral contra el candidato demócrata Joe Biden.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: