Vuelve un clásico. La Stereoparty que cada año celebra la discográfica independiente Subterfuge llega para estrenar 2019 dentro de la programación de Inverfest (11 de enero), un festival que se consolida en el Circo Price con un completo cartel para pasar el invierno. La Steroparty también se celebrará en Barcelona, el próximo 15 de marzo y este año el evento tira de cierta nostalgia con las actuaciones de Anni B. Sweet, que celebra el décimo aniversario de su debut con «Start, restart, undo», y con la vuelta de Los Fresones Rebeldes, que regresan tras cuatro años de su última y puntual reunión y que, quién sabe, podría dar lugar a una nueva etapa del mítico grupo. Junto a ellos, estará Eguala, el proyecto electropop de Santi Igual , que dio sus primeros pasos en la música con Fuzzy White Casters.

La malagueña Anni B. Sweet ni recordaba que se cumplía una década de su debut. «Cuando me lo dijo Carlos (Galán), del sello, me hizo vieja de golpe. En todo este tiempo he hecho muchas cosas y me preguntaba si tenía sentido celebrar el cumpleaños del disco, pero me pareció bonito, porque el próximo, que publicaré en abril, está escrito en castellano. Así que era para mí una manera de cerrar el círculo», dice la malagueña. «Recordaré canciones que hace mucho tiempo que no tocaba, porque la verdad es que va pasando el tiempo, una evoluciona y aprende y cuando he vuelto a escucharlo me trae sentimientos muy fuertes de ternura de esa persona, que percibo como alguien muy pequeñita pero al mismo tiempo una artista que grababa simplemente para pasárselo bien».

Normal que le inspire ternura un trabajo que fue grabado en un cuarto de baño. «Es cierto. Entre el baño y una habitación. Lo grabé así para conseguir un efecto de “reverb’’ que entonces fue como por casualidad. Hoy me suena muy fresco au nque no puedo evitar fijarme en todos los fallos que tiene. Aunque no te negaré que no me parecen fallos como tal sino una fotografía de quién yo era en el momento». Ver esa foto antigua genera un sentimiento doble de imprudencia y de inocencia. «Y eso e so que lo hace bonito. Porque no hace falta ir a un mega estudio para hacer un buen disco. Y porque yo se lo debo todo a aquel álbum. La versión de “Take on Me’’, por ejemplo, me llevó a muchos países. Mi imagen naif no lo era. Era la realidad. Por eso me inspira tanta ternura». Anni celebra su cumpleaños igual que acaban de hacerlo Lori Meyers, Vetusta Morla y muchos otros. «Yo nunca me he visto como parte de una escena, porque me veo más pequeña. Pero imagino que en el fondo la formamos de alguna manera entre todos». Su próximo disco saldrá en castellano de una forma tan natural como los anteriores estaban escritos en inglés. «Yo iba a un colegio inglés y mis diarios de niña están en ese idioma. Luego he desarrollado la curiosidad por mi lengua y he llenado muchos cuadernos antes de atreverme», explica. En abril veremos el resultado.

Nuevas perspectivas

Quienes se hacían caros de ver son Los Fresones Rebelde. Tras la reunión puntual de hace cuatro años, regresan con nuevas perspectivas. «Esa reunión iba a ser para un día y terminamos un año y medio tocando cada dos fines de semana –dice Felipe Fresón, Juan Felipe Spada–. Nosotros somos un grupo separado que se reúne de vez en cuando. No estamos en activo. Y si nos juntamos, lo intentamos al máximo. Vamos a Madrid y Barcelona pero tenemos otras tres fechas en el aire». Sin embargo, ese estatus de grupo discontinuo podría cambiar este año. «Estamos abiertos a todo. Por Subterfuge no hay problema, depende de nosotros. Yo tengo trozos de canciones y letras por otro lado que… tengo que sacudirme la pereza o buscar más tiempo libre y sacarlo. Creo que sucederá porque estamos ensayando bien. Pero nosotros siempre hicimos letras sinceras de cosas que os estaban pasando. Y ahora no nos pasan las cosas de hace 20 años y el reto es hacer algo interesante de lo que te sucede. Cada vez que te haces mayor te cuesta más componer. ¿Sabes qué pasa? Que la vida no me va mal y eso para componer es letal. Cuando te rechazan todas las tías y estás apurado de dinero, te salen canciones a patadas», ironiza.

Lo bueno es que la audiencia de Los Fresones también ha crecido y madurado. Y al fin y al cabo es algo inevitable, ¿no? «Tú lo has dicho. Incluso yo que he resistido contra viento y marea a mi vejez, de vez en cuando tengo que aceptarlo». Pero para quienes se quieran olvidar de eso durante un momento, ahí están las antiguas canciones. «Uno siempre quiere que le reconozcan por lo último que hace. Pero está muy bien que a la gente le guste lo antiguo. Siempre es un reto tratar de hacerlo mejor». Y esperemos que también de nuevo.




Fuente: La razon

A %d blogueros les gusta esto: