La televisión tiene nueva mejor serie de la historia. Al menos durante unas semanas. Así es la democracia en la que votan los internautas en el ránking de IMDb, que ordena las 250 mejores ficciones para sus usuarios. El archivo cinematográfico de internet y una de las páginas de cine y televisión más importante tiene un nuevo número uno. ¿Tiene el público siempre la razón? La televisión vive por y para su audiencia, y, aunque quizás en los últimos años haya decidido desarrollar su visión artística, alguien debe ver las series para que triunfen y hablemos de ellas. Esa experiencia compartida es central. Por eso gusta tanto mirar listas y compartir la experiencia con otros, incluso aunque lo hagamos separados.

En cine, la favorita de IMDb es desde hace años Cadena perpetua, seguida de El padrino. ¿Y en televisión? Es mucho más cambiante, si bien tiende a primar una visión estadounidense de la situación (el número 11 sería para el clásico polaco Dekalog, que rompe un poco el molde), el postureo dramático y a apoyar la novedad frente a clásicos. Por hacer el repaso más legible y menos repetitivo, nos hemos limitado a ficción y eliminado las series documentales. Nunca es mal momento para recomendar, aun así, los programas de naturaleza de BBC y ahora Netflix narrados por David Attenborough, que ocupan los primeros puestos. Planeta tierra, Nuestro planeta o Planeta azul son mucho más que documentales espectaculares de animales, son necesarios para entender nuestro mundo, y lo mismo es aplicable para las versiones de Cosmos.

10. La dimensión desconocida (CBS, 1959-1964)

Nota: 9,0 de 62.000 votos

Imagen de ‘Pesadilla sobre 20.000 pies’, de ‘La dimensión desconocida’. CBS

¿Merece el puesto? El único clásico del siglo XX en este top es una de las series más influyentes de todos los tiempos, así que claro que se merece estar aquí. En The Twilight Zone, que acaba de estrenar remake, Rod Serling contaba en glorioso blanco y negro, y a relato por capítulo, algunas de las historias más terroríficas del horror y la ciencia ficción jamás escritas. Muchas de ellas siguen siendo actuales hoy, y han influido a directores de todo tipo, e incluso a productors como Black Mirror, su clara heredera. Y todo se narraba en menos de media hora. No se puede ver en España. Episodios como Time Enough at last, The Eye of the beholder, El autoestopista y Pesadilla sobre 20.000 pies son muy recomendables.

9. Sherlock (BBC, 2010-2017)

Nota: 9,1 de 713.000 votos

¿Merece este puesto? En este top hay menos series británicas y europeas que las que debería, dado que la mayoría de los votantes son estadounidenses. En el noveno puesto (y muy votada) tenemos Sherlock, la reinvención moderna del personaje de Arthur Conan Doyle escrita por los guionistas Steven Moffat y Mark Gattis. Una delicia en todos los sentidos que juega con la narrativa y la imagen (es una de las series más creativas en forma) para crear unos casos detectivescos con numerosos giros por capítulo. Juegan con el mito y lo retuercen, pero siempre con respeto. Benedict Cumberbatch y Martin Freeman como protagonistas son difícilmente superables. Y, aun así, quizás la posición es demasiado si nos ponemos a pensar en otros clásicos de la televisión británica. Las cuatro temporadas, con episodios de duración cinematográfica, las tenéis en Netflix.

8. Avatar: la leyenda de Aang (Nickelodeon, 2005-2008)

Nota: 9,2 de 193.000 votos

Imagen de 'Avatar'.
Imagen de ‘Avatar’. Nickelodeon

¿Merece este puesto? Una serie de animación se asoma por el ranking como una de las grandes sagas épicas televisivas de los últimos años. En un mundo donde predominan las artes marciales y el misticismo (entre Miyazaki, La historia interminable, Harry Potter y El señor de los anillos), el pequeño Aang renace para convertirse en el avatar que una profecía dice se encargará de acabar con la Nación del fuego, pero tiene mucho que aprender. Un clásico relato de fantasía y construcción de mundo que M. Night Shyamalan trató de adaptar a la acción real sin demasiado tino y de la que Netflix prepara otra serie en carne y hueso para 2020. Quizás su posición es pasarse, sobre todo habiendo tanto anime como obras de arte totales. La plataforma tiene también las series animadas.

7. Los Soprano (HBO, 1999-2007)

Nota: 9,2 de 255.000 votos

Cabecera de ‘Los Soprano’.

¿Merece este puesto? El clásico entre clásicos, la serie que para muchos debería estar más alta porque abrió una nueva manera de entender la televisión. Poco más podemos decir ya de Los Soprano, la serie sobre un mafioso que se replantea toda su existencia, salvo que ya es hora de la que la veáis. Diré algo políticamente incorrecto: para mí no es la mejor serie de la primera hornada de HBO, no es tan arriesgada y se queda a medio camino de lo que luego haría la tele, pero quizás sí la más relevante, transgresora y valiente.

6. Rick y Morty (Adult Swim, 2012- )

Nota: 9,3 de 278.000 votos

¿Merece este puesto? La segunda serie de animación y con más fans irredentos. A veces hasta peligrosos por las que organizan en Internet. Rick y Morty no es para todos los públicos, sino una especie de Doctor Who irreverente y descarnado en la que un abuelo alcohólico, egoísta y nada moralizante viaja por el tiempo con su bobalicón nieto. No hay nada que aprender ni conclusiones que sacar, pero es tan alocadamente divertida e imaginativa que su originalidad merece la pena. Dan Harmon (Community) se permite romper cualquier regla que se le ponga por delante. El amor por la creación de universos y por el género es total. En Netflix, si queréis pasarlo bien.

5. The Wire (HBO, 2002-2008)

Nota: 9,3 de 248.000 votos

Fotograma de 'The Wire'.
Fotograma de ‘The Wire’. HBO

¿Merece este puesto? The Wire es para muchos la mejor serie de la historia. Punto. El relato dickensiano que hace de Baltimore David Simon (que había sido periodista en sus calles) es tan redondo que es mucho más que lo que muestra a simple vista, un drama policíaco o sobre drogas. Es un repaso a los varios estractos sociales de una ciudad (la educación, las esquinas de drogas, el periodismo, la política…) que acaba como una crítica ferviente al funcionamiento EE UU. Cuesta entrar en su dinámica, pero una vez que comienza a construir es imposible no caer cautivado, pese a la sordidez y realidad de su relato. HBO dio libertad total a sus creadores y salió ganando.

4. Juego de tronos (HBO, 2011-2019)

Nota: 9,4 de 1,5 millones de votos

¿Merece este puesto? No, pero el fenómeno manda. Seguramente bajará posiciones como lo hizo Perdidos con el tiempo, tras un final que no ha gustado a todos. Juego de tronos ya es historia de los eventos televisivos, la mayor épica fantástica jamás contada. Y se nota también en sus números. Con millón y medio de usuarios dando su veredicto, está muy por encima de cualquiera de sus rivales. Eso ya lo tiene ganado esta serie de HBO que ha vuelto a redefinir la televisión.

3. Breaking Bad (AMC, 2008-2013)

Nota: 9,5 de 1,2 millones de votos

¿Merece este puesto? Es un clásico indudable, y con un final que, al contrario que Los Soprano o Juego de tronos, fue más satisfactorio para su audiencia. Breaking Bad, y la bajada a los infiernos de Walter White, de profesor de química a capo de la droga, es otra de las series de hombres compungidos que ocupa este ranking. Un drama brillante creado por Vince Gilligan que ya es un clásico de la tele, y que ha tenido una segunda vida en Netflix tan gigante que sus votantes se han disparado (y eso que su audiencia en emisión no era para echar cohetes). Sin pensar mucho más allá, el top-3 tiene lógica.

2. Hermanos de sangre (HBO, 2001)

Nota: 9,5 de 325.000 votos

Reparto de 'Hermanos de sangre'.
Reparto de ‘Hermanos de sangre’. HBO

¿Merece este puesto? Al hablar de la primera HBO, puede que alguna vez olvidemos esta miniserie. No deberíamos. Spielberg y Tom Hanks invirtieron su dinero para crear uno de los dramas más personales y reales sobre la Segunda Guerra Mundial, un repaso íntimo de varios de los combatientes en diferentes contiendas con un reparto coral y 10 episodios magistrales. Hermanos de sangre es una obra de arte que mezcla la espectacularidad de una superproducción de Hollywood con el drama real de los soldados que estuvieron allí, a los que entrevistaron para hacerlo palpable. Pocas veces un drama bélico nos cautivó tanto, y merece el puesto (hasta hace poco era el primero).

1. Chernobyl (HBO y Sky, 2019)

Nota: 9,6 de 280.000 votos

¿Merece este puesto? Con un 9,6 y más de 200.000 votos, tenemos nueva líder. ¿Por cuánto tiempo? Chernobyl es la serie fenómeno actual. Un drama histórico de cinco episodios que narra los entresijos en la explosión de la central nuclear ucraniana con cero épica y mucho realismo. A todos nos cogió por sorpresa su éxito semanal, pero es merecido. Jared Harris y Stellan Skarsgard capitanean un reparto británico magistral que cuestiona cada una de las decisiones erróneas e idas y venidas. Muchos han aplaudido su acercamiento frío y fiel a lo que allí sucedió. Escribe Craig Mazin, un gurú del guion gracias a su podcast que sin embargo hasta ahora era más famoso por escribir las secuelas de Resacón en Las Vegas o Scary Movie. ¿Por qué ha gustado tanto? Todos conocemos de una u otra manera la tragedia de Chernóbil y esto nos acerca a las bambalinas, algo que siempre ha hecho bien la televisión. Tiene muchísimas aristas y está cuidadosamente creada. Y miniseries cortas es lo que más pide la audiencia últimamente. Quizás no sea la mejor serie de la historia (no lo es), pero tampoco lloraremos porque una serie de estas características se coloque aquí.

¿Y las 10 siguientes? 11. El decálogo (1989-1990); 12. Fullmetal Alchemist: Brotherhood (2009-2012); 13. Firefly (2002-2003); 14. True Detective (2014-); 15. Así nos ven (2019); 16. Fargo (2014-); 17. Batman: la serie animada (1992-1995); 18. Death Note (2006-2007); 19. Cowboy Bepop (1998-1999); 20. Black Mirror (2011-).

¿Qué falta? De las series habituales en esta lista faltan Mad Men, Yo, Claudio y Twin Peaks, demasiado abajo. Aunque las verdaderas ausentes son las series europeas, y también la comedia. Seguimos prefiriendo el postureo del drama y no tomando en serio las risas. La primera es Friends, la número 39 (24 solo contando la ficción), justo después de los sketches de Monty Python’s Flying Circus, clásico entre los clásicos. Pero están demasiado abajo Arrested Development, Seinfeld, Blackadder, Los Simpson, Todo en familia, The Office, Fawlty Towers... Incluso Cheers y Las chicas de oro son indispensables para entender la televisión. No nos gusta reír. Eso sí, todos podemos votar.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: