Tecnología

“Somos los pringados que no tienen dinero para un iPhone X” | Tecnología


La tienda de Apple de la Puerta del Sol de Madrid ha amanecido hoy con decenas de personas formando una hilera en sus puertas. Los esperados iPhone 8 y 8 Plus han salido a la venta este viernes en España. Todas las personas tenían un objetivo en común: no quedarse sin uno de los nuevos dispositivos. Los primeros en llegar fueron Álvaro Martín e Iván Martín, a las once de la noche. Para aguantar la espera, llevaron una cazuela de lentejas, la vajilla y un saco de dormir. “Nos pusimos debajo del logo de Apple y a dormir, una chica nos llegó a echar dinero”, asegura Álvaro Martín. Este youtuber de 20 años quería ser el primero en conseguirlo para subir un vídeo de la experiencia a su canal.

En realidad, la mayoría de compradores piden sus smartphones por Internet. Pero, desde hace seis años, Apple guarda algunas unidades para quienes no tienen reserva y lleguen los primeros a las sedes de sus tiendas. En esta ocasión, la cola ha sido más pequeña que en años anteriores, precisamente porque la mayoría de personas ha adquirido los últimos modelos del teléfono mediante reserva. Un portavoz de Apple explica que este método es más seguro y es más cómodo para el usuario, que cuando acude a la tienda tiene ya preparado el modelo que quiere en el color que ha escogido. No obstante, siempre hay quienes le encuentran más encanto a esperar en la puerta del establecimiento y ver por sí mismos el novedoso aparato antes de comprarlo. “En la cola se juntan 200 personas hablando de lo mismo y eso une a la gente, es algo que Apple está perdiendo”, explica Guillermo García, de 21 años.

Junto a él está su amigo David Rodrigo, que sostiene que hay menos personas que otros años (apenas una treintena) porque muchos fans de la firma están esperando a que salga el modelo del décimo aniversario, el X, que llegará a las tiendas el 3 de noviembre: “Aquí estamos los pringados que no tenemos dinero para el iPhone X”, se lamentaba. Este último dispositivo contará con novedades exclusivas como el reconocimiento facial. Sin embargo, Adrián López dice que está más que satisfecho con el iPhone 8. A este estudiante de Ingeniería Telemática, de 21 años, le gusta que el móvil se desbloquee con la huella dactilar, ya que no se acaba de fiar de la identificación de cara del iPhone X, que cree que puede dar fallos.

Apple no se olvida de cuidar a sus fans que son capaces de hacer cola durante horas, sus empleados les vitorean cuando van entrando en el tienda 

Las tiendas de Apple en España han abierto sus puertas a las ocho de la mañana. Y Apple no se olvida de cuidar a sus fans que son capaces de hacer cola durante horas para conseguir sus productos. En la de la Puerta del Sol, decenas de trabajadores han salido a la calle y han hecho una cuenta atrás. Al acabarla, se han colocado en dos filas para hacerles un pasillo por el que iban pasando para entrar al reciento alentados por los vítores de los propios empleados al pasar por él. Muchos se han sentido como auténticos artistas de Hollywood. “Nunca me habían recibido así, ahora sí que me dan ganas de venir a comprar siempre”, ha asegurado Gers Alban. Este chileno de 47 años ha comprado un móvil para él y otro para su hija. Apple permite comprar dos dispositivos a cada usuario para evitar reventas.

Un comprador del iPhone 8 es vitoreado por los trabajadores de Apple. Claudio Álvarez

Aunque la mayoría de las personas que esperaba en la cola iban a comprar el iPhone, alguno estaba allí para hacerse con el último modelo del Apple Watch. Luis Miguel Estévez, de 42 años, ha sido el primero en comprar uno en la tienda de Sol. Solo ha tenido que esperar 15 minutos en la cola y está satisfecho con la compra. “Lo quiero para medirme las pulsaciones y es ideal porque no pesa y es muy pequeño”, ha afirmado mientras sincronizaba el dispositivo con su iPhone.

Mientras tanto, a las afueras de la tienda decenas de personas tomaban fotografías de las colas o esperaban a que la tienda abriera para todos los públicos, a las nueve y media. A Paula Murphy, una argentina de 44 años que está de vacaciones en Madrid, le gusta ver los smartphones antes de comprarlos. Es una fanática de la marca y cuenta con varios dispositivos. No obstante, reconoce: “Lo peor es la esclavitud que se tiene con los productos de Apple, ya que es un mundo más cerrado que el de Android”. Ya está pensando en comprarse un nuevo smartphone. Entrará a la tienda para ver el iPhone 8, pero está casi convencida de que lo más probable es que se espere a que se venda el modelo estrella: el iPhone X.

El iPhone 8 se puede conseguir desde 809 euros

En España cuestan a partir de 809 euros (970 dólares) el modelo 8 y 919 euros (unos 1.100 dólares) el modelo 8 Plus, en torno a un 26% más caros que en Nueva York, por ejemplo. Ambos dispositivos incorporan la carga inalámbrica y cuentan con una cámara con un sensor más grande y luminoso, aunque se mantiene el número de megapíxeles, 12. Otro punto donde se puede valorar la evolución de esta nueva generación es en el modo retrato. Tras casi un año de investigación, Apple ha conseguido simular la iluminación de un estudio para recrear el resultado usando inteligencia artificial. Los dispositivos te permiten, por ejemplo, eliminar el fondo.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment