Diego Pablo Simeone cumplirá el próximo sábado ante el Sevilla 300 partidos ligueros dirigiendo al Atlético de Madrid, una cifra redonda en la competición doméstica que llega en un contexto de dudas en cuanto al juego y los resultados del conjunto rojiblanco, un nuevo desafío para el técnico argentino.

De solución urgente para un equipo que caminaba a la deriva en diciembre de 2011 -décimo con 22 puntos en 17 jornadas y eliminado de la Copa del Rey por un Segunda ‘B’, el Albacete-, a ganar esa misma temporada la Liga Europa y encadenar un periplo triunfador de ocho títulos, mucho ha cambiado la vida del Atlético con Simeone.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: