La Institución Ferial de Madrid (Ifema) es el segundo motor de la economía madrileña, por detrás del aeropuerto de Barajas. La presentación de resultados demostró que este gigante de las ferias y los congresos sigue una línea ascendente en contratación y en beneficios. Al frente de esta institución está Eduardo López-Puertas, de 50 años. Este ingeniero es especialista en organización industrial. Ha trabajado en empresas de logística, de hipermercados, de transporte urgente, cruceros y restauración.

Pregunta. Ifema presentó hace unos días el balance de 2018 y una vez más batió récord. ¿Cómo se consigue?

Respuesta. Hay varias fórmulas. La primera es el esfuerzo y el trabajo. Entre ellos destaca el definir lo que queremos hacer y el contar el plan estratégico a la plantilla y ser capaces de facturar en cinco años por encima de los 200 millones. Creo que los planes estratégicos son los que eres capaz de contárselos a tu abuela y plasmarlos en una página. La fórmula del éxito se consigue trabajando día a día y teniendo muy claros cuáles son los objetivos que queremos alcanzar.

P. ¿El futuro de Ifema pasa por la ampliación de Valdebebas?

R. Sin duda alguna. Duplicar el tamaño de la compañía está basado en varios pilares. Uno lo tenemos desde principios de año, que es el Palacio de Congresos municipal. El segundo elemento es la internacionalización de Ifema. Estamos poniendo el foco en Latinoamérica. El tercer pilar es la expansión.

P. ¿Qué aumento de superficie de exposición supondrá la ampliación?

R. Vamos a tener alrededor de 50.000 metros cuadrados. Sobre los 200.000 que tenemos ahora no supone mucho. Lo que sí vamos a hacer es un elemento muy flexible que nos va a permitir no solo exposiciones sino también otras actividades, como los conciertos en espacio cerrado, actividades deportivas, espectáculos de todo tipo y congresos. El proyecto está diseñado de una manera que puede ir por fases. Vemos que en Madrid hay varias carencias, como espectáculos al aire libre. No tenemos espacios abiertos para la celebración de actos para los 80.000 asistentes. Tampoco hay foros para albergar congresos de 5.000 participantes. Necesitamos dotar de espacios que sean flexibles y multifuncionales.

P. Pero Madrid cuenta con el Santiago Bernabéu y el Wanda Metropolitano.

R. Tiene esos dos escenarios. El problema es que solo se pueden utilizar cuando no hay fútbol, en un periodo muy corto que iría desde junio a mediados de julio. Queremos extenderlo. Madrid tiene una climatología muy buena, que nos permite desde abril hasta octubre el poder acoger una serie de conciertos de grandes bandas que son las que hoy no están viniendo.

P. ¿Cómo va ese proyecto de ampliación?

R. Nos falta el trámite administrativo final para empezar todo lo que es el proyecto de adjudicación de la parcela, que ya está solicitado desde mayo del año pasado.

P. ¿Va a dar tiempo?

R. La edificación es más sencilla que una vivienda o un edificio de oficinas. Lo vamos a hacer en fases para ir más rápido. Hemos empezado el proyecto desde el principio junto con el Área de Desarrollo Urbano Sostenible.

P. Las elecciones están a la vuelta de la esquina. ¿Corre riesgo de retrasarse hasta después?

R. No es un trámite que dependa de una decisión política. Todos los grupos políticos están a favor de este proyecto por lo que supone para Madrid, por lo cual es un trámite administrativo-técnico más que político el firmarlo y el ir adelante.

P. ¿Y qué ocurre si no se llega a la ampliación de Valdebebas?

R. Si no llegamos a la ampliación, tendremos un problema serio. Ya estamos comercializando esos espacios para 2021. Es nuestro compromiso el poder acoger allí ferias y congresos internacionales de grandísimo tamaño a los que necesitamos dar una solución. Estos se gestionan con tres o cuatro años de antelación. La capacidad de cambiar está muy limitada, con lo cual tenemos que llegar sí o sí.

P. ¿Cómo se consigue ser el segundo motor de la economía madrileña?

R. A base de hacer muchas cosas, como 119 ferias en un año y más de 700 eventos. Y todo a base de internacionalizar mucho todo, como visitantes, expositores y congresistas. Básicamente somos un motor importante porque atraemos a todas estas personas. En algunos de estos congresos, más del 90% vienen de fuera de España, y contando también que no solo es Madrid, sino que somos un referente para el resto de España. Los hoteles, el transporte y la restauración se ven muy beneficiosas por toda esa masa de gente que somos capaces de atraer en periodos muy importantes para la ciudad.

“Fue una gran sorpresa que los taxistas bloquearan Ifema”

Pregunta. ¿Cómo sufrió Ifema la concentración de los taxistas durante el pasado Fitur?

Respuesta. Para nosotros fue una gran sorpresa la decisión que tomaron los taxistas de tratar de bloquear la entrada a nuestro recinto ferial. Y más cuando Ifema cedió el mes de diciembre un pabellón para que los taxistas hicieran los cambios de tarifas en los taxímetros. Justo 25 días después, los teníamos intentando bloquearnos. El resultado seguramente no fue el que ellos deseaban. Conseguimos que la afluencia de personas que acudió a Fitur, que es el referente de las ferias del turismo en el mundo, fuera superior a la del año anterior. Un elemento fundamental fue el metro de Madrid, que duplicó las frecuencias de trenes y amplió su capacidad. Cada tres minutos teníamos un tren con capacidad para 1.200 personas en la estación Feria de Madrid. Eso nos ha llevado a que mucho del público extranjero conociera la excelencia del metro de Madrid.

P. ¿Qué harán con el Palacio de Congresos Municipal?

R. Lo gestionamos desde el 1 de enero de este año. Lo vamos a comercializar como otro producto más. Tiene una capacidad para 1.800 personas en un primer anfiteatro. En un segundo anfiteatro ahora en desuso y que vamos a rehabilitar, hay capacidad para otras 900. A una distancia de dos minutos andando desde Ifema, complementamos con un edificio moderno. Le haremos un remozado interno importante, en cuanto dotarlo de infraestructuras, de wifi y de medios.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El país