Un avión militar ruso ha violado este martes hasta en dos ocasiones el espacio aéreo de Corea del Sur, lo que llevó a las fuerzas aéreas surcoreanas a realizar disparos de advertencia, según un portavoz del Ministerio de Defensa en Seúl. Las autoridades surcoreanas aseguran que se han disparado hasta 360 balas Moscú, sin embargo, niega el incidente en el que varias aeronaves de combate se han visto involucradas. 

El director de la Oficina de Seguridad Nacional, Chung Eui-yong, ha protestado ante el secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolai Patrushev, según la Oficina presidencial surcoreana. Chung le ha dicho a Patrushev que Seúl se está «tomando con mucha seriedad el incidente» y que si «semejante acto se repite», Corea del Sur «llevará a cabo medidas más duras». 

Rusia, sin embargo, niega la mayor. «Dos bombarderos Tu-95MS de las fuerzas armadas rusas efectuaron un vuelo planificado sobre aguas neutrales del mar de Japón», indicó un comunicado del ministerio ruso. Los surcoreanos no efectuaron ningún «disparo de advertencia», agregó el comunicado, contradiciendo a Corea del Sur.

Según la versión de Seúl, la aeronave rusa, aparentemente un avión de alerta temprana Beriev A-50, realizó su primera incursión en torno a las 9.09 hora local (las 02.09 en la España peninsular) en una zona sobre el Mar de Japón (llamado Mar del Este en las dos Coreas), según ha detallado el Estado Mayor conjunto surcoreano. Seúl activó inmediatamente la maniobra de despegue urgente cuando detectó al avión ruso penetrando en su Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ). Esa maniobra es ejecutada por pilotos de combate cuando la presencia excesivamente cercana de un aparato extranjero hace posible una violación del espacio aéreo nacional. Según el Ejército surcoreano, el avión ruso minutos más tarde violó el espacio aéreo sobre Dokdo, una isla que está ocupada por Corea del Sur y también reclamada por Japón.

Corea del Sur desplegó varios cazas F-15 y F-16 que lanzaron bengalas y realizaron disparos de advertencia —hasta 360 balas— tras radiar mensajes de aviso, tal como indica el protocolo surcoreano para dicho escenario. Más tarde, la aeronave rusa abandonó su ruta, aunque volvió a realizar otra violación similar unos 15 minutos más tarde. Tras una respuesta similar por parte de Seúl, el avión ruso abandonó finalmente el espacio aéreo surcoerano.

Quejas

Es la primera vez que un aparato militar de Moscú viola el espacio aéreo de Corea del Sur, aunque la intromisión en la ADIZ sí había sucedido anteriormente. De hecho, este incidente se ha producido apenas horas después de que otras cuatro aeronaves militares, dos de ellas chinas y otras dos rusas, penetraran también sin permiso en la ADIZ surcoreana en torno al Mar de Japón.

Se ignora por el momento el objetivo de estos vuelos, aunque el Ministerio de Defensa surcoreano tiene intención de convocar hoy a los agregados militares de las embajadas rusa y china en Seúl para presentar una protesta contundente. Además, el Gobierno de Japón ha presentado una queja a Corea del Sur y a Rusia, según han informado fuentes gubernamentales japonesas a la agencia de noticias Kiodo.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: