Cultura

Selena Quintanilla, la reina de la música Tex-Mex | Cultura


Selena Quintanilla vivió solo 23 años, pero antes de su muerte ya era un icono de la música y el entretenimiento en América. Orgullosa de su ascendencia hispana, siempre cantó en español, incluso en Estados Unidos. Mostró en todo momento el orgullo que sentía por su familia y demostró que con perseverancia los sueños se cumplen, a pesar de tener que superar innumerables dificultades. Tuvo una vida tan corta como intensa, ya que no solo fue cantante, sino que también fue actriz, modelo, empresaria y diseñadora de moda.

Selena Quintanilla nació el 16 de abril de 1971 en la localidad texana de Lake Jackson. Sus padres, ella panameña y él mexicano, tuvieron tres hijos y juntos formaron una de tantas familias felices y estables de origen hispano establecidas en América. Con los años, y gracias al precoz talento de Selena, esta acabó por convertirse en una de las figuras más relevantes de la música latina con ventas que superaron los 60 millones de discos. Su éxito la ha convertido en una de las mujeres hispanas con más discos vendidos, solo por detrás de Gloria Estefan, Jennifer López y Shakira.

Bautizada como “la reina del Tex-Mex, reina de la cumbia y la reina de la música latina”, Selena fue nombrada la artista latina más influyente y de mayores ventas de la década de los 90 por la revista Billboard.  Aún hoy ostenta el récord de ser la única artista femenina en tener cinco álbumes clasificados al mismo tiempo en su lista Billboard 200.

El Tex-Mex es un estilo musical propio de la región conformada por el estado de Texas y los estados correspondientes al noreste de México, una fórmula que Selena internacionalizó y cuyos éxitos continúan sonando hoy en las emisoras de radio mexicanas y de Hispanoamérica.

La inclinación musical de Selena Quintanilla se la debe a su padre, también músico, que la apoyó en todo momento. Al lado de sus hermanos, Susette y Abraham, formaron el grupo Selena y Los Dinos, que comenzó a actuar en el restaurante que dirigía el padre y con el que la futura reina de la música texana se inició de manera comercial a los 12 años.

Selena Quintanilla en un concierto en 1993 DAVE EINSEL AP AP

El éxito acompañó tanto a los menores desde sus inicios que posibilitó que en 1984 apareciera su primer disco, titulado Mis primeras grabaciones. La carrera parecía tan imparable que Selena continuó y finalizó sus estudios secundarios en la escuela estadounidense sin asistir a las clases, solo por correspondencia y a distancia.

Selena y Los Dinos entran en la adolescencia participando en diversos shows hasta que su vida cambia en 1989, cuando surge el sello latino EMI y su presidente la ve en una de sus actuaciones. Al descubrir su potencial la contrata inmediatamente.

Ese mismo año ve la luz su primer trabajo profesional, Selena, y prácticamente a partir de este disco aparece cada año en el mercado un nuevo disco: Ven conmigo, Entre a mi mundo, Live

Selena Quintanilla comienza a destacar no solo por su música, sino también por su carácter y convicciones, ya que pese a ser una mujer estadounidense que habla habitualmente en inglés, canta en español, tal y como le enseñó su padre cuando era pequeña.

Sin embargo, no todo fue fácil, ya que en los años 80 fue criticada y rechazada varias veces por presentarse cantando música texana, un género solo dominado por los hombres. Su popularidad creció después de manera imparable al ganar el Tejano Music Awards a la mejor vocalista femenina en 1987.

Como icono de la música, todo lo que decía, llevaba o hacía en esos años se convertía en tendencia, con tops que recordaban el estilo atrevido de Madonna. El éxito de Selena Quintanilla, la chica del pelo negro azabache, crecía sin parar y en 1993 consiguió un Grammy al mejor álbum de música mexicano-americana por Live. Al año siguiente publicó su disco Amor prohibido, que también llegó a ser número 1 de las listas y en el que se escuchaban canciones que se hicieron famosas nada más publicarse, como Bidi bidi bom bom y No me queda más.

Selena hace entonces realidad su sueño de triunfar en el mundo de la canción texana, dominada por hombres hasta entonces, y consigue entrar en México como una verdadera número uno, algo prácticamente imposible para cualquier cantante de Texas.

Después del éxito de Amor prohibido, Selena comenzó a grabar canciones en inglés y, a pesar de la negativa de su padre, en 1992 se casó con del guitarrista de heavy metal Chris Pérez.

En el año 1995 disfruta de su éxito al grabar Dreaming of you, un disco del que vende más de dos millones de copias, y con el que protagoniza un multitudinario concierto en la ciudad de Houston. Estos son los últimos trabajos de una carrera donde se incluyen éxitos internacionales como I could fall in love, unos años en los que Selena también se lanza al mundo de la moda con su propia marca de ropa y participa en telenovelas como actriz.

Todo era éxito y felicidad en la vida de Selena Quintanilla: las listas de éxitos musicales estaban a sus pies, su Bidi bidi bom bom retumbaba en todas las fiestas, estaba felizmente casada y a punto de expandir su marca de accesorios. Sin embargo, como si se tratara de una de las telenovelas en las que empezó a participar, su vida se truncó el 31 de marzo de 1995, a punto de cumplir 24 años.

La presidenta de su club de fans, y colaboradora en la marca de ropa Yolanda Saldívar, la disparó dos tiros a la salida de un hotel. Ambas vivían en la localidad texana de Corpus Christi y se conocían desde hacía tiempo. De hecho, Selena confió en ella para dirigir algunas de sus tiendas, pero algunas desavenencias llevaron a la cantante a romper la relación laboral aquel fatídico día.

El 3 de abril se celebraban unos multitudinarios funerales en su memoria que daban lugar al nacimiento de un mito. Curiosamente, muchos de sus seguidores no la conocieron hasta que en 1997, una poco conocida Jennifer López se ponía en la piel de la reina del Tex-Mex y narraba la vida de Quintanilla en la película Selena.

Después de la muerte de Selena Quintanilla se publicaron diversas recopilaciones de sus trabajos y la revista People Texas le dedicó su portada una semana después de morir e incluso un número conmemorativo. Numerosas figuras musicales de carácter internacional, como por ejemplo Talía, Gloria Estefan y Carlos Vives han participado en homenajes póstumos.

Como si todo aquello no fuera suficiente, el 12 de abril de 1995 George W. Bush, que era el gobernador de Texas, declaró que el aniversario del cumpleaños de Selena se convertiría en el Día de Selena en el estado, porque representa “la esencia de la cultura del sur de Texas”.

Google dedica su doodle de hoy al icono de la música Tex-Mex con un vídeo que recorre su vida con el famoso tema Bidi Bidi Bom Bom. Una canción “inspiradora y alegre”, según su familia, que ha participado en este 28 aniversario que celebra el lanzamiento del primer álbum de Selena Quintanilla como solista con la discográfica EMI Latin.

La Madonna mexicana, como muchos la apodaron, dejó un gran legado musical, y continúa siendo hoy un ejemplo de lucha, superación y consecución de los sueños para la comunidad hispana en toda América.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment