“La situación que vivimos es extrema. Pido a todos los partidos políticos que apoyen el estado de alarma”. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, declaró este domingo el estado de alarma en toda España tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros convocada en Moncloa. “Se trata de una herramienta constitucional para situaciones extremas y la situación que vivimos es extrema”, argumentó Sánchez en la rueda de prensa posterior al Consejo, donde defendió la necesidad de adoptar acciones contundentes para evitar tener que recurrir de nuevo al confinamiento domiciliario.

El presidente anunció que el Consejo aprobará este martes una prórroga de seis meses para extender la medida hasta el 9 de mayo y que someterá el texto a votación esta misma semana en el Congreso, algo para lo que solicitó un “abrumador respaldo” parlamentario. Según explicó el presidente, el estado de alarma contempla las siguientes medidas:

1. Las comunidades autónomas serán las autoridades competentes para gestionar en sus territorios las medidas contempladas en la norma. El espacio de cogobernanza entre ellas será el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

2. Se establece toque de queda nocturno en todo el país, salvo en Canarias. Queda prohibida la libertad de circulación de todas las personas, salvo por razones de peso (laborales, cuidado de enfermos, acudida a centros de salud y farmacias, cuidado de mayores etc.) desde las 23.00 de la noche hasta las 6.00 de la mañana, una medida cuya aplicación recaerá en los presidentes autonómicos, los cuales tendrán margen para adelantarla o retrasarla una hora, pero no eliminarla. La exclusión de Canarias se justifica por sus datos epidemiológicos.

3. Las comunidades podrán confinar el territorio completo o una parte del territorio, con excepciones por las mismas razones que el toque de queda.

4. También podrán limitar la permanencia de personas en espacios públicos y privados a un máximo de seis individuos, salvo que se trate de convivientes.

5. La extensión del estado de alarma será de seis meses, aunque el Ministro de Sanidad, comparecerá cada 15 días en el Congreso para dar cuenta de su gestión. “Este plazo no es inamovible”, matizó Sánchez. “Si superamos antes la epidemia, el estado de alarma dejará de estar en efecto ipso facto”.

Las restricciones, especialmente las amparadas en el toque de queda nocturno, supondrán inevitables mermas a la actividad económica, especialmente en las actividades de servicios como la hostelería, el ocio y el transporte urbano. Estas medidas restrictivas se intensifican y generalizan solo un par de semanas después de haber presentado el Gobierno unas previsiones económicas ya muy contractivas para este año, con un comportamiento muy pesimista del saldo fiscal. La elaboración tanto del cuadro macroeconómico para este año y 2021 como de las grandes cifras del Presupuesto del año que viene, que será aprobado previsiblemente este martes y enviado a las Cortes, no contemplaba estas restricciones a la actividad de última hora por la presión de la segunda ola de los contagios, y bien podrían tener que ser revisadas.

La Federación Nacional de Empresas de Ocio y Espectáculos, España de Noche, reclamó una reunión urgente con los distintos ministerios económicos del Gobierno para abordar un plan de rescate “que permita congelar la actividad del ocio y los espectáculos, a nivel de ERTE, ICO y alquileres” y proteger a sus 25.000 empresas y 200.000 trabajadores. Según la organización, la alarma puede suponer “una debacle sin precedentes”.

Aunque el presidente del Gobierno admitió que había hablado ya con Pablo Casado para recabar su apoyo parlamentario, el líder del PP esperará a la reunión de hoy con su partido para hacer pública su posición. Por su parte, el portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha criticado el “desconcierto” que genera el Gobierno con esta decisión, tras las recientes declaraciones del director del Centro de Coordinación de Alertas, Fernando Simón, sobre la “estabilización” de la pandemia. El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, considera que el instrumento “es necesario para poder tomar las medidas que hacen falta”.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: