El bloqueo político es el protagonista indiscutible de la jornada electoral. Todos los líderes políticos han pedido, de una forma u otra, que los votantes acudan este domingo a su cita con las urnas para variar el actual panorama político y facilitar la formación de un Gobierno. Más de 37 millones de españoles están llamados este 10 de noviembre a votar en las cuartas elecciones generales que vive el país en cuatro años, que transcurren sin incidentes destacables por el momento y con menos participación que el pasado abril. Los votantes deciden quiénes serán los 350 diputados de la decimocuarta legislatura de la Democracia después de que la presente, inaugurada el pasado mayo, se haya dado por agotada sin posibilidad de que el Congreso escoja un presidente del Gobierno.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha sido el más madrugador para ir a votar y animar a la participación, una de las claves de la jornada. Sánchez ha llegado a su colegio electoral, el centro cultural Volturno de Pozuelo de Alarcón (Madrid) en torno a las 9.40. En declaraciones a los medios ha señalado que acudir a la cita con las urnas es importante para «fortalecer la democracia» y ha añadido que «España necesita estabilidad».

Poco después, en torno a las 10.10, ha llegado Pablo Iglesias a su centro de votación, el colegio público La Navata de Galapagar, también en Madrid. El líder de Podemos ha coincidido con Sánchez en pedir a la gente que vaya a las urnas: «Ojalá haya una participación muy alta». Iglesias se ha referido explícitamente a pactos poselectorales al asegurar que la intención de su formación es «tender la mano al PSOE». También ha apostado por «dejar atrás los reproches», después de que ambos partidos no hayan logrado en la presente legislatura llegar a un acuerdo para investir a Sánchez.

A las 10.19 depositaba su voto el candidato del PP, Pablo Casado. A su salida del colegio Del Pilar de Madrid, el líder popular ha asegurado que «es muy importante que hoy se vote masivamente». El líder del principal partido de la oposición ha dicho que estos comicios son «una segunda vuelta» ya que los electores «pueden elegir entre continuidad o cambio». Por ello ha pedido un resultado «claro» y que «permita el desbloqueo». «Tenemos que intentar garantizar la estabilidad política», ha añadido Casado.

Rivera vota en el mismo colegio que Sánchez

Los líderes de Ciudadanos, Albert Rivera, y Más País, Íñigo Errejón, han depositado sus papeletas prácticamente a la vez, aunque en diferentes colegios. El primero lo ha hecho, como Sánchez, en el centro cultural Volturno de Pozuelo. A las puertas del mismo ha pedido «que nadie se quede en casa» y ha dicho dirigirse «especialmente a los moderados». «Si el centro no se ensancha, ganan los extremos», ha asegurado Rivera, quien ha insistido en que su partido está dispuesto a «sentarse para desbloquear el país», tanto si tiene posibilidades de apoyar a un Gobierno como desde la oposición. Rivera ha insistido también en la demanda, ya repetida en campaña, de que el Ejecutivo «garantice total libertad para votar en cualquier pueblo de España» cuando se le ha preguntado por la situación en Cataluña.

Por su parte, Íñigo Errejón ha pedido «cuidar la democracia en cada colegio electoral». El candidato de Más País se ha mostrado confiado en que su partido sea «decisivo» para desbloquear la formación de Gobierno, y ha añadido que su primer objetivo será evitar una repetición electoral, algo que ahora mismo «no se puede descartar».

El último de los cabezas de lista de las principales formaciones nacionales en votar ha sido el líder de Vox, Santiago Abascal. Lo ha hecho en torno a las 13.10 en el colegio público Pinar del Rey de Madrid. «Hoy todos los españoles sin distinción ejercen juntos la soberanía nacional», ha dicho el presidente de Vox, quien ha pedido «que el resultado de las elecciones sirva para afianzar la unidad de España, la libertad de los españoles y la concordia nacional».

Normalidad en todo el territorio

Otro de los focos de atención de la jornada está en Cataluña. La sentencia a los líderes del procés, resuelta mayoritariamente con penas de cárcel por sedición y malversación, hizo escalar la tensión y desde hace cuatro semanas se suceden las protestas. Este sábado, en la jornada de reflexión, Tsunami Democràtic llamó a concentrarse en algunos colegios que se dieron por finalizadas en torno a las 22.30 sin apenas incidentes. Otra concentración convocada por los CDR (los denominados Comités de Defensa de la República) sí dejó algunas escaramuzas entre manifestantes y fuerzas de seguridad.

Las nuevas protestas en Cataluña se han convocado a partir del lunes. Antes, 5,6 millones de catalanes escogen a 48 diputados. 32 de ellos salen de la provincia de Barcelona. Los 2.670 colegios electorales del territorio catalán han abierto con normalidad. El balance entre fuerzas independentistas y no independentistas está más igualado que nunca, según los sondeos.

El diputado de Esquerra Republicana de Cataluña, Gabriel Rufián, ha sido el primero de los cabezas de lista de los partidos catalanes en votar. Lo ha hecho en la Escola Ribatallada de Sabadell (Barcelona), donde ha asegurado que este domingo «es un buen día para que el pueblo de Cataluña sentencie». Laura Borràs, de Junts per Catalunya, ha depositado su voto poco antes de las 11 de la mañana en las Salesianas de Sarrià, en Barcelona, pidiendo igualmente una «sentencia de la democracia». La cabeza de lista de la formación independentista ha pedido llenar urnas y colegios «de votos, de dignidad, de democracia, futuro y libertad».

Menos participación a las 14.00

En su primera conferencia de prensa para informar sobre el desarrollo de la jornad, el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, y la subsecretaria del Ministerio del Interior, Isabel Goicoechea, han destacado la «absoluta normalidad» con la que se han constituido el 100% de las mesas electorales en todo el territorio peninsular, Baleares y Ceuta y Melilla (a esa hora, en Canarias todavía quedaban algunos colegios por reportar su apertura). Goicoechea ha señalado como incidencia reseñable el retraso de la apertura de un colegio en Asturias por falta de flujo eléctrico. Como curiosidad, Villarroya (La Rioja) ha sido de nuevo el primer municipio en votar: los ocho electores de su censo han ejercido el derecho a voto en menos de un minuto y el colegio electoral ha sido cerrado poco después de las nueve de la mañana.

Las encuestas no prevén una solución clara para salir del bloqueo político. La mayoría predicen una igualdad entre el bloque de izquierdas y el de derechas. Según los analistas, un dato importante será la participación. Según los primeros datos, a las 14.00 habían votado el 37,93% de los electores, 3,56 puntos menos que el pasado abril. Los siguientes datos se conocerán a las 18.00. Los colegios se cerrarán dos horas después, aunque habrá que esperar hasta las 21.00, hora peninsular española, para conocer los primeros datos reales del escrutinio porque será cuando cierren los colegios en Canarias. No obstante, habrá que esperar en torno a las 22.30, según las previsiones del Gobierno en funciones, para que los resultados sean significativos.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: