El escritor Ari Behn, nacido en Aarhus (Dinamarca), esposo durante 14 años de la princesa Marta Luisa de Noruega y padre de sus tres hijas, ha fallecido. Behn se ha suicidado, según publica este miércoles la radiotelevisión noruega NRK. Un portavoz de la familia informó de su muerte y pidió respeto a la intimidad de la familia. 

Tras conocerse el fallecimiento la casa real noruega ha difundido una nota de condolencia de los reyes de Noruega, Harald y Sonia. «Ari ha sido una parte importante de nuestra familia durante muchos años, y tenemos recuerdos cálidos y afectuosos de él», han señalado. «Estamos agradecidos de haberlo conocido. Lamentamos que nuestros nietos hayan perdido a su amado padre y tengan una profunda compasión por sus padres y hermanos, que ahora han perdido a su amado hijo y hermano». 

También los príncipes herederos, Haakon y Mette-Marit, han lamentado su pérdida. «Fue un buen amigo, un querido miembro de la familia y un tío maravilloso, con quien compartimos muchos de los pequeños y grandes momentos de la vida».

<a href="javascript:void(0);" class="enlace" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/elpais/imagenes/2018/10/29/gente/1540828981_431942_1540830507_sumario_grande.jpg', '1200', '1599', 'La princesa Marta Luisa y Ari Behn, en Estocolmo, en abril de 2016.gtresonline‘);»>
ampliar foto
La princesa Marta Luisa y Ari Behn, en Estocolmo, en abril de 2016. gtresonline

Behn, hijo de una pareja de maestros, se crio en la localidad noruega de Moss y se casó con la princesa Marta Luisa en 2002, con 30 años. En 2018 publicó un libro titulado Infierno en el que contaba en «cuadros» el período posterior a la ruptura de su matrimonio. «Puestos en lo peor, soy un payaso. Visto con más clemencia, soy una persona cualquiera y un actor. Para muchos, soy un loco”, declaró durante la presentación del libro. Según su propia descripción, era “una noticia pasada, aunque el mundo aún no lo sepa”. Poco después de su matrimonio escribió otro libro sobre su boda.  

Su carrera de escritor comenzó en 1999 con un volumen de relatos cortos, titulado Triste del infierno, que recibió buenas críticas y vendió 100.000 ejemplares. Tras su boda, tuvo que esperar a 2011 para que, con dos novelas y una obra de teatro en las librerías, sus escritos fueran alabados de nuevo. La crítica dijo de Infierno que era «tan vehemente como él». 




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: