La compraventa de vivienda en la Comunidad de Madrid cayó un 6% en mayo con respecto al año anterior, según datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).El descenso confirma que el mercado se enfría y se debe a la caída del poder adquisitivo de los madrileños, según expertos. Las encuestas muestran que muchos quieren acceder al mercado pero no pueden.

En la región de Madrid se registraron 10.786 compraventas de viviendas en mayo frente a las 10.998 del mismo mes de 2018, una nueva caída después de que en abril ese mismo dato arrojara un descenso del 7%, atribuido a la Semana Santa. Hasta mayo de este año se han registrado 54.978 viviendas, una leve subida del 0,4% con respecto a los cinco primeros meses de 2018. Es un crecimiento anémico si tenemos en cuenta que en 2018 se dio una fuerte expansión, con un 7,5% más de operaciones que en el año anterior.

Madrid es una de las regiones donde más caen las transacciones de viviendas a pesar de que lideró la recuperación. El dato de mayo para toda España muestra también la moderación del mercado: se vendieron 47.558 viviendas, solo un 1,1% superior a mayo de 2018.

Los expertos señalan la contradicción que se da con respecto al deseo de los madrileños de acceder a la vivienda. La Radiografía del mercado de la vivienda 2018-2019, publicada en mayo por el portal inmobiliario Fotocasa, refleja que el interés por la compraventa ha crecido de forma importante en el último año. Así, las mayores subidas respecto a 2018 en la participación de particulares en el mercado de compraventa se producen en Madrid (del 14% de 2018 al 19% en 2019).

También el barómetro de junio del Centro de Investigaciones Sociológicas mostró un deseo de ser propietario. Un 81% de los entrevistados que alquilan dijeron preferir ser propietarios. 

Los expertos advierten que la demanda no va a repuntar mientras la situación financiera de los potenciales compradores no mejore.

Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, explica que teniendo en cuenta esos datos del CIS.»la causa de este parón la podríamos encontrar en la falta de ahorro y las dificultades para acceder al crédito de los potenciales compradores”.

Beatriz Toribio, jefa de estudios de Fotocasa, observa que con la recuperación económica entraron en el mercado de vivienda compradores con mejores recursos, pero el resto quedó al margen y sigue incapaz de participar.

«El grueso de la población se queda fuera del mercado debido a la falta de ahorros o de financiación hipotecaria imprescindible para afrontar este importante desembolso, en un momento de precios altos en comparación con la evolución del poder adquisitivo de los españoles”, valora Toribio.

Los precios en Madrid también se han moderado, en particular dentro de la almendra central. Los madrileños están eligiendo para alquilar o comprar vivienda zonas más asequibles fuera de la almendra central y municipios de la periferia. Usera, Vallecas o Villaverde, distritos que en los primeros años tras  la crisis tuvieron precios casi estables, experimentan ahora subidas de dos dígitos en los precios de alquiler y vivienda.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: