Muchos son los argumentos que han esgrimido hoy los senadores para acatar la Constitución, aunque no estén de acuerdo con ella, y cada vez se diversifican más: desde «los presos políticos y el retorno de los exiliados», a «los derechos sociales» o «para evitar una España vaciada».

El Antiguo Salón de Sesiones del Senado ha acogido la constitución de la XIV legislatura de la Cámara, en la que están representadas veinte formaciones políticas, y la variedad ha sido una constante.

El PP, antes de empezar a jurar o prometer el texto, ha pedido que solo fueran válidas las fórmulas de siempre, lo que ha sido recibido con abucheos por varios de los senadores, y la nueva presidenta, Pilar Llop, le ha respondido que las diferentes expresiones no suponen un menoscabo a la Constitución.

Hace más de veinte años, las Cámaras se escandalizaban cuando los diputados de Herri Batasuna prometían la Carta Magna «por imperativo legal», lo que fue recurrido y el Tribunal Constitucional, en 1990, sentenció que la fórmula era válida para adquirir plenos derechos como parlamentarios.

Este martes, sus señorías también han utilizado para prometer la Constitución la fórmula del «imperativo legal», principalmente, el PNV y EH Bildu, que lo ha hecho en euskera, pero ha habido bastantes más.

En catalán lo han hecho la mayoría de los electos por ERC, quienes la han acatado por «la libertad de los presos políticos, por la vuelta de los exiliados y hasta la llegada de la república catalana», y su senadora Ana María Surra ha dicho lo mismo en castellano.

Los de JxCat han hecho el acatamiento fuera y antes de la sesión de hoy: la nueva presidenta ha dejado constancia de que mediante acta notarial los tres electos de la formación habían acatado la Constitución, por lo que eran senadores de pleno derecho y no han sido llamados.

Los dos de Teruel Existe han destacado que lo hacían «para exigir el equilibrio territorial» recogido en la Constitución y «evitar que tengamos una España vaciada y una, desarrollada». Además, la senadora Beatriz Martín, embarazada y mientras se acariciaba la barriga, ha prometido en plural.

La de Adelante Andalucía, María Pilar González, a la pregunta del acatamiento, ha respondido «sea, por Andalucía libre, sí», que es parte del himno andaluz, lo que ha sido recibido con tímidos aplausos.

Los dos senadores de Vox la han jurado, alto y fuerte, «por España», en tanto que el de Compromís, Carles Mulet, lo ha hecho por «el País Valencià; el de Més, Vicenc Vidal, «por el pueblo de Mallorca», y la de Catalunya en Comú, Sara Vilà, «por los derechos humanos» y la «justicia climática».

La primera sesión de la XIV legislatura en el Senado la ha iniciado el senador de Geroa Bai, Koldo Martínez, por ser el primero en presentar su credencial, en euskera que ha combinado con el castellano.

Ha señalado que hoy, 3 de diciembre, es el día de Navarra, de sus fueros y del autogobierno y el día internacional del euskera, motivo por el que usaba esta lengua «para afirmar que la diversidad es una riqueza» y animar a profundizar en el diálogo y en la convivencia entre los distintos pueblos de España.

Tras constatar que no había impugnaciones de la Junta Electoral Central contra la proclamación de los senadores, se ha formado la Mesa de Edad y su presidente, Juan José Imbroda, ha empezado a llamar para las sucesivas votaciones de la Mesa del Senado.

Mientras se sucedían las respectivas votaciones, sus señorías hablaban en corrillos y se hacían fotografías sin distingos políticos ante la atenta mirada de familiares e invitados, como la expresidenta del Senado y primera mujer en este cargo, Esperanza Aguirre.

Aguirre, al ser preguntada por su opinión de que una mujer, Pilar Llop, fuera a presidir la Cámara, ha dejado claro que la primera fue ella y que, luego, vendrán las demás.

Inmaculada López Varona




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: