La sabiduría popular aconseja no tomar decisiones en caliente y el caso de la final de la Champions en Madrid es un buen ejemplo. Los fans del Liverpool y el Tottenham que hayan esperado hasta la última semana para hacer su plan de viaje para la final del sábado se encuentran ahora con unos precios de alojamiento mucho más asequibles que quienes se apresuraron tras lograr la clasificación hace un mes.

Un aficionado podía encontrar aún este miércoles, tres días antes de la final, alojamiento en la capital por precios no mucho más altos de lo habitual. Una habitación doble en el Hostal Granado, en Carabanchel, costaba 150 euros para la noche del partido, según un anuncio en la página Booking.

En una ciudad con más de un millòn y medio de viviendas y en la era de la economía colaborativa, los precios de muchos apartamentos o habitaciones han bajado gracias a que muchos madrileños se han sumado al mercado, anunciando sus viviendas en plataformas como Airbnb, Booking o redes sociales como Facebook o Twitter.

Algunos residentes en Madrid han cambiado de opinión al comprobar que el beneficio no era tan alto. «Al principio lo vimos como un buen negocio, ya que los precios de arriendos estaban carísimos, pero luego empezaron a bajar, y era mucho el riesgo», dice Constanza Gómez, que hace dos semanas puso un anuncio de su piso en Facebook.

«Tampoco había tanta demanda, creo que en principio se pensó que todos estarían desesperados buscando arriendos, pero como no hubo mucha demanda los precios bajaron», dice Gómez.

Isra García, otro anunciante en Facebook, tampoco ha tenido suerte. «De momento no he alquilado nada», dice García. «Lo puse porque juste me han despedido y como forma de poder pagar mi alquiler»

En el Hostal San Pedro, situado a 13 kilómetros del centro, en la zona industrial de Coslada, el precio de una habitación doble en el fin de semana de la Champions era hace tres semanas de 640 euros por noche. Este miércoles aún había habitaciones dobles disponibles por 415 euros. 

Podrían ser las últimas oportunidades porque los hoteleros prevén un lleno casi total para este fin de semana. Según la encuesta realizada por la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), el nivel de reservas en todas las categorías de alojamiento -5*, 4*, 3*, 2*, 1*, hostales y apartamentos- es similar y en ningún caso está por debajo del 90%.

El Ayuntamiento de Madrid estima que el impacto económico directo será de 56 millones de euros, en línea con los beneficios en ciudades que acogieron la final en la última década. A pesar de lo alto de la cifra, los expertos dicen que otro tipo de eventos como los congresos médicos son menos visibles pero dejan más dinero. Para un congreso del cáncer el año que viene en Madrid, el Ayuntamiento estima un impacto directo de 65 millones. 

En parte eso se debe a que los aficionados al fútbol gastan mucho menos. En grupos de Facebook de aficionados del Liverpool algunos han compartido sus planes de viaje. Los hay que para ahorrar se han ido a otras ciudades a una hora de Madrid como Segovia o Toledo.

«Estamos llenos desde hace bastante», dice el director del hotel AR Los Arcos de Segovia, Juan Pablo Zahonero. El precio medio de la habitación doble para este fin de semana era entre 100 y 120 euros por noche.

Algunos aficionados del Liverpool se extrañaban en un grupo de Facebook porque no encontraba en Internet madrileños que invitaran a los aficionados visitantes a pasar la noche gratis. «¿Dónde está la gente compasiva?», preguntaba Mark Mooney. Quizás esté aún a tiempo de encontrar un alma caritativa.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: