Cultura

Scorsese, Almodóvar, Coixet y otros 50 nombres esenciales para el cine de 2019 | Cultura


Ya hemos entrado en 2019. Ya solo quedan 11 meses para que Rick Deckard, un blade runner de la vieja escuela, comience su cacería de replicantes por un lluvioso, triste y electrónico Los Ángeles. Es el momento en que Akira, un chico con extraordinarios poderes psíquicos, se cruce en Neo-Tokio con Kaneda, brillante cabecilla de una banda bōsōzoku (delincuentes motociclistas), a lomos de la moto más fascinante de la historia del cine. Tanto Blade Runner como Akira, cumbres del cine ciberpunk, basadas en historias de rebeldía y libertad, no podrían transcurrir en el auténtico 2019, en el que el cine seguirá adocenado y aplastado por los superhéroes: esta temporada habrá más filmes de este género que en años precedentes: secuelas, sagas, adaptaciones de tebeos… En realidad, este año se parece más al descrito en Perseguido, aquella película de 1987 que adaptaba una novela de Stephen King con un Schwarzenegger presidiario embarcado en un concurso mortal que ya lo quisieran en Telecinco. O al de Daybreakers (2009): alguien le está chupando la sangre a alguien.

Taquillazos. Habrá sitio para una superheroína, con Capitana Marvel, dirigida por Anna Boden y Ryan Fleck, y estreno el 8 de marzo, el día de la mujer, pero la ola sanadora del #MeToo tardará en verse en la pantalla. Entre esos blockbusters estarán el cierre de la saga Los Vengadores con Avengers Endgame, junto a Terminator VI, otro Spider-man, el final de Star Wars con el Episodio IX… El conglomerado Marvel / Disney / Lucasfilm / Pixar, que crecerá con la absorción de Fox, lanzará nuevos Dumbo, El rey león y Aladdin y continuaciones de Frozen y Toy Story. En esas nuevas versiones para nuevas generaciones, habrá una Mujercitas dirigida por Greta Gerwig y un Joker con Joaquin Phoenix. Y a la estela de la sorpresa taquillera de 2018, Bohemian Rhapsody, Rocketman llevará a la pantalla la vida de Elton John.

Netflix. Mientras Disney prepara su propia plataforma digital, la gran productora online presenta algunos títulos que pondrán al festival de Cannes entre la espada y la pared: ¿Rechazará el certamen The Irishman, la nueva de mafiosos de Martin Scorsese, y The Laundromat, de Steven Soderbergh, sobre los papeles de Panamá, como hizo con Roma? Si Roma no gana el Oscar a mejor película para Netflix, The Irishman podría lograrlo en 2020. La rama española de la plataforma ha anunciado que estrenarán en exclusiva 90 películas. Ahí queda eso.

Terror de autor. El género que más alegría da a sus seguidores, una muchachada fiel que disfruta de una revisión de los mandamientos del terror realizada por creadores que quieren darle pátina de autor y referencias sociales. Se estrenarán It: capítulo 2; Us, de Jordan Peele (Déjame salir); Glass, de M. Night Shyamalan, que cierra la trilogía de El protegido y Múltiple. Ahí podría entrar The Dead Don’t Die, comedia zombi de Jim Jarmusch.

Los clásicos que no fallan. Los creadores siempre interesantes, los cineastas con pocos borrones en su carrera. Estrenan película James Gray, que salta a la ciencia ficción de la mano de Brad Pitt con Ad Astra; François Ozon, que ahonda en la pederastia en la Iglesia Católica con Grâce à Dieu; Roman Polanski con Yo acuso, sobre el caso Dreyfus; Ken Loach (Sorry We Missed You); Claire Denis, que también se ha pasado a la ciencia ficción en High Life; Bong Joon-ho (Parasite); Apichatpong Weerasethakul (Memoria); Jacques Audiard estrenará en España la soberbia The Sisters Brothers, uno de los mejores filmes del circuito festivalero de 2018; Michael Winterbottom (Greed); Barry Jenkins (El blues de Beale Street); Ang Lee (Gemini Man); Richard Linklater (Where’d You Go, Bernadette); Giorgos Lanthimos (La favorita, que podría entrar en estos Oscar); Paul Verhoeven, siempre al límite, estrena Benedetta, la vida de una monja del siglo XVII que tenía visiones eróticas; Lars von Trier y su exploración de qué es arte en La casa de Jack; Nuri Bilge Ceylan con El peral salvaje… Y veremos si por fin ha acabado Terrence Malick su visión de la historia real de un objetor de conciencia austriaco en la Segunda Guerra Mundial.

Adaptaciones literarias. La novela de Donna Tartt El jilguero llega al cine con Nicole Kidman y Sarah Paulson. Es una apuesta para la temporada de premios como La mujer en la ventana, que adapta la novela homónima de A. J. Finn, con Amy Adams, Gary Olman y Julianne Moore. Y Kirsten Dunst debuta como directora con La campana de cristal, de Sylvia Plath.

Tarantino. En sí mismo, todo un género. Quentin Tarantino estrenará Érase una vez en Hollywood, con Leonardo DiCaprio y Brad Pitt encarnando a un actor de televisión en horas bajas y a su doble en Los Ángeles en 1969, donde cruzarán sus pasos con estrellas emergentes como Sharon Tate (Margot Robbie), a pocos días de ser asesinada por la familia Manson. De aquella matanza se cumplirá el 50º aniversario el 9 de agosto. El reparto está lleno de nombres ilustres e interesantes… empezando por un novato en el mundo de Tarantino: Al Pacino.

Almodóvar y Amenábar. El primero se ha sumergido en sus propios sentimientos y ahondado en algunos de sus episodios vitales con Dolor y Gloria, que estrenará el 22 de marzo con Antonio Banderas como su alter ego. Para medio año después, en septiembre, está previsto que Alejandro Amenábar tenga en los cines Mientras dure la guerra, los últimos meses de la vida de Miguel de Unamuno, en los que sufrió el enfrentamiento con Millán-Astray en el rectorado de la Universidad de Salamanca. Son las dos grandes apuestas del cine nacional, que espera recuperar algo la alegría en la taquilla tras el triste 17,5% de cuota de mercado de 2018.

Almodóvar y Tarantino en los Oscar de 2010. EFE

Más en España. Isabel Coixet será la primera de los grandes en estrenar, con Elisa y Marcela, que concursa en la Berlinale, y que recrea en blanco y negro para Netflix (¿será la Roma española?) el primer matrimonio lésbico, que se celebró en Galicia en 1901.

Para Netflix también ha rodado Daniel Sánchez Arévalo la comedia Diecisiete; y para Telecinco Cinema Álvaro Fernández Armero Si yo fuera rico y Carlos Therón Lo dejo cuando quiera. De los directores con pulso para la acción estrenarán Koldo Serra (70 binladens), Daniel Calparsoro (El silencio de la ciudad blanca), Paco Plaza (Quien a hierro mata), Fernando González Molina (Legado en los huesos, segunda parte de la trilogía del Baztán).

Santiago Segura estrenará en verano Padre no hay más que uno, y otra de las apuestas para la taquilla y los Goya será La trinchera infinita, de Arregi, Garaño y Goenaga, los creadores de Loreak y Handia, que muestran la vida de un topo que se escondió en su casa tres décadas al acabar la Guerra Civil española.

También tendrán película nueva este año Benito Zambrano (Intemperie, sobre la novela de Jesús Carrasco), José Luis Garci (El crack cero), María Ripoll (Vivir dos veces), Gerardo Olivares (4 latas), Rodrigo Sorogoyen (Madre, que lleva al largo su corto homónimo), Santi Amodeo (Yo, mi mujer y mi mujer muerta), Marina Seresesky (Lo nunca visto), Alice Waddington (Paradise Hills), Achero Mañas (Un mundo normal), Víctor García León (Los europeos, adaptación de la novela de Azcona) y Jonás Trueba (La virgen de agosto). En animación Buñuel en el laberinto de las tortugas ilustra el rodaje del genio en 1933 del documental Las Hurdes, tierra sin pan.

Tres nombres propios para acabar. La actriz Ingrid García Jonsson estrenará cinco películas esta temporada. Y Javier Ruiz Caldera y Juan Antonio Bayona encararán sendos proyectos, hoy por hoy secretos, para alimentar 2020.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment

injerto
injerto