El Ministerio de Sanidad ha alertado de que un medicamento que se receta a las embarazadas para evitar las náuseas podría provocar labio leporino en los bebés. Así, la Agencia Española de Medicamentos recuerda a los profesionales sanitarios que el Ondansetrón no está indicado para tratar a mujeres embarazadas y este uso debe de evitarse especialmente durante el primer trimestre de la gestación ante el riesgo de defectos de cierre orofaciales y malformaciones cardiacas.

Además, Sanidad recomienda informar a todas las pacientes que estando en edad fértil se encuentren en tratamiento con ondansetrón, acerca del riesgo de defectos de cierre orofaciales en caso de administración durante el primer trimestre del embarazo, recomendándoles el uso de medidas anticonceptivas eficaces.

El Ondansetróna es un agente antiemético autorizado para el control de náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia y radioterapia citotóxicas, así como para la prevención y tratamiento de náuseas y vómitos postoperatorios. Según ha alertado el Ministerio de Sanidad, tras la notificación de reacciones adversas se ha demostrado que también se prescribe para el tratamiento de la hiperémesis gravídica y de formas más leves de nauseas y vómitos asociados al embarazo.

El Comité europeo para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia (PRAC) realizó la revisión del riesgo de malformaciones congénitas tras exposiciones durante el embarazo. Esta revisión se puso en marcha tras conocerse los resultados de dos estudios epidemiológicos, que sugieren un aumento de riesgo de defectos de cierre orofaciales y malformaciones cardiacas en los bebés.




Fuente: La Razón

A %d blogueros les gusta esto: