El senador Bernie Sanders, el excandidato a la nominación demócrata a la presidencia en las elecciones de 2016, ha comenzado la carrera a la candidatura para los comicios de 2020 con más fuerza que ningún otro candidato en su partido. En las primeras 12 horas tras anunciar que pretende ser el candidato a batirse contra Donald Trump, el veterano político socialista ha recaudado más de 4 millones de dólares de caso 150.000 donantes individuales, según la agencia AP.

El independiente de Vermont supera de lejos a otro de los nombres fuertes entre los candidatos demócratas, la senadora californiana Kamala Harris, que es la segunda con más donaciones y que en las primeras 24 horas tras el lanzamiento de su campaña recaudó 1,5 millones. Por detrás de ella está la senadora por Minnesota Amy Klobuchar , que logró un millón en las primeras 48 horas.





Sanders, de 77 años, deberá demostrar tres años después de perder las primarias contra Hillary Clinton, si su discurso contra el establishment, a favor de un seguro médico para todos los estadounidenses y de la educación gratuita sigue atrayendo a los votantes demócratas en un momento en el que las voces izquierdistas del partido se multiplican y en el que varios otros candidatos a la nominación abrazan ideas similares. No obstante, el senador concurre como segundo en intención de voto para las primarias por detrás del exvicepresidente Joe Biden, quien aún no ha confirmado sus aspiraciones presidenciales.

El senador anunció su candidatura el martes en una entrevista en la Radio Pública de Vermont prometiendo una campaña “muy diferente” para derrotar a Trump.”El actual ocupante de la Casa Blanca es una vergüenza para nuestro país”, dijo. “Es un mentiroso patológico (…), un racista, un sexista, un homófobo, un xenófobo, alguien que está ganando puntos políticos baratos atacando a las minorías, frecuentemente inmigrantes indocumentados”.






El legislador envió también el martes un correo a sus partidarios prometiendo construir un gran movimiento de base amplia para combatir los intereses particulares que afirma han dominado el gobierno y la política. “Nuestra campaña se trata de crear un gobierno y una economía que funcione para la mayoría, no sólo para unos pocos”, escribe Sanders en el correo, en el que solicita que un millón de personas firmen para lanzar la iniciativa.

“Hace tres años, durante nuestra campaña de 2016, cuando presentamos nuestra agenda progresista, nos dijeron que nuestras ideas eran ‘radicales’ y ‘extremas”, reza la carta. “Bueno, estos tres años han pasado y ya se han ido. Y, como resultado, hay millones de estadounidenses que se levantan y contraatacan, todas estas ideas políticas cuentan ahora con el respaldo de la mayoría de los estadounidenses “, agregó Sanders.

La campaña de Trump reaccionó al anuncio en un comunicado y dijo que Sanders “ya ha ganado el debate” en su partido porque “todos los candidatos están adoptando su marca de socialismo”. ”Pero los estadounidenses rechazarán esa agenda de tasas impositivas elevadísimas, sanidad dirigida por el Gobierno y de consentir a dictadores como los de Venezuela”, dijo la recién nombrada portavoz de la campaña de Trump, Kayleigh McEnany.





Nacido en Brooklyn (Nueva York) en 1941, Sanders es el hijo de un inmigrante judío que huyó del Holocausto en su Polonia natal y una neoyorquina con raíces polacas y rusas, aunque es poco religioso e incluso ha presionado por un mayor apoyo al pueblo palestino en la política exterior de Estados Unidos.

Con 22 años participó en la histórica “Marcha en Washington” de 1963, encabezada por Martin Luther King, y se ha inspirado en los valores de muchos países europeos para defender una amplia red social y un aumento de los impuestos a las grandes fortunas.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: