Sociedad

sanción a los centros sanitarios que incluyan pseudoterapias


“Queremos que este sea un plan riguroso que defienda el conocimiento y la ciencia”. Así ha iniciado María Luisa Carcedo, ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar, su intervención en la presentación del Plan de Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias que busca formar a los ciudadanos frente a este tipo de prácticas, así como eliminarlas de los centros sanitarios y de las universidades. “No podemos permitir que en nuestras universidades se den formaciones que no estén basadas en la evidencia científica”, ha añadido el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque. Y es que este proyecto se ha elaborado entre las dos carteras, ya que lo que buscan es que “la ciudadanía esté bien informada y decida sin engaños”, añadió la ministra. Y es que, según el último informe del CIS de 2017, el 60% de la población cree que la acupuntura funciona. Además, de los 2.000 productos homeopáticos que pasaron la primera criba de Sanidad para ser reconocidos como medicamentos, “sólo 12 se presentan con indicación terapéutica”, añadió la responsable de Sanidad.

Así, entre las medidas que se incluyen en el Plan que, mañana aprobarán las comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial, destaca la modificación de dos reales decretos y la elaboración de uno nuevo específico que “proteja a la ciudadanía frente a las pseudoterapias”. Así, se va a evitar toda publicidad engañosa, “los centros no podrán publicitarse como sanitarios si las terapias que ofrecen no están avaladas por la ciencia”, anunció Carcedo. Del mismo modo, se van a eliminar de todos los centros sanitarios cualquier práctica que no tenga base científica. También, para evitar el intrusismo, “se garantizará que todas las actividades sanitarias se realicen por parte de profesionales con titulación oficialmente reconocida”. “Tenemos que tener una actitud activa al conjunto de la población para evitar abandono de tratamientos”, ha insistido Carcedo, ya que ya se han conocido varios casos de pacientes que han fallecido por sustituir el tratamiento oncológico por terapias “alternativas”.

En el nuevo informe que van a elaborar desde Sanidad y Ciencia quieren actualizarse todas las terapias que van surgiendo y que no cuentan con ningún ensayo clínico detrás. “Queremos que los ciudadanos diferencien las anécdotas de las evidencias. Algo que le funcione a un conocido de un cuñado, frente a un ensayo que proporciona un conocimiento mucho más útil”, ha ejemplificado Duque. Carcedo pone otro ejemplo: “Puedes estudiar vudú, pero no decir que eso cura”. Así, la idea del nuevo Real Decreto es que “incorpore sanciones, aunque todavía estamos en fases muy previas de elaboración”. Eso sí, “en ningún centro se podrá indicar que el reiki cura el cáncer”, ha insistido la titular de la cartera sanitaria.

En lo que respecta a las universidades, Duque aseveró que los másteres y grados sanitarios deberán “contar con un informe específico del Instituto de Salud Carlos III que le dé soporte científico”. Asimismo, la formación sanitaria especializada (MIR) también deberá contar con el aval de la evidencia científica.




Fuente:La razón

Comentar

Click here to post a comment

injerto
injerto