El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha urgido este miércoles a todo el arco parlamentario a propiciar la formación de Gobierno, con un doble mensaje. Por un lado, ha querido tranquilizar a quienes se inquietan por la participación de Esquerra en la gobernabilidad, al garantizar que cualquier acuerdo «siempre será en el marco de la ley y de la democracia y además será público». Por otro, ha reprochado directamente a PP y Ciudadanos «que se hayan desentendido» del desbloqueo político al renunciar a abstenerse en la investidura para que el PSOE pueda gobernar sin necesidad de recurrir a ERC.

Desde Londres, donde participaba en la cumbre que ha celebrado este miércoles la OTAN para festejar su 70º aniversario, Sánchez ha elevado la presión sobre el resto de fuerzas políticas en el contexto de la formación de Gobierno. «No solo le corresponde a la primera fuerza política. Nadie puede desentenderse», ha advertido en conferencia de prensa. Preguntado por la implicación de los agentes sociales en la formación de Gobierno —los líderes de UGT y Comisiones Obreras han visitado en prisión al líder de Esquerra, Oriol Junqueras, para que propicie un Gobierno PSOE-Podemos, según ha adelantado EL PAÍS, mientras la patronal pide a Sánchez un Gobierno de moderación—, el presidente ha buscado una conclusión común. «Comparten un mismo anhelo: que haya Gobierno en España. En eso está el PSOE», ha asegurado.

El presidente se ha mostrado parco en palabras al referirse a los contactos encaminados a la formación de un Ejecutivo con el siguiente argumento: «Las conversaciones parlamentarias van bien porque son discretas. Es un principio esencial». Pero sin entrar en el contenido, ha querido destacar la diferencia entre «los que están dispuestos a facilitar la gobernabilidad» y el bloque de la derecha (PP y Ciudadanos), a los que ha afeado sus declaraciones contrarias a un Gobierno del PSOE.

Más allá de la política interna, Sánchez ha puesto en valor ante los otros 28 líderes de la OTAN el papel de España en la lucha contra el terrorismo internacional, uno de los principales desafíos de seguridad a los que se enfrentan los países de la Alianza. El presidente del Ejecutivo ha recalcado que España está representada en las misiones militares en el exterior, con más de 2.900 profesionales desplegados. «Se trata de un gran activo para la proyección internacional de España», ha destacado Sánchez.

Mientras, en Madrid continúan los contactos para la formación del próximo Gobierno. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet ha considerado «ajustado, pero no imposible» que la investidura sea antes de Navidad. La presidenta de la Cámara ha acudido a La Zarzuela para informar al Rey de la formación del Congreso, mientras que PSOE y Junts per Catalunya (JxCat) han mantenido su primera reunión para sondear el apoyo de la formación independentista al Ejecutivo de coalición de PSOE y Unidas Podemos. Adriana Lastra, número dos del PSOE, se ha entrevistado con las diputadas de JxCat Laura Borràs y Miriam Nogueras por espacio de hora y media en las dependencias del Congreso de los Diputados.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: