El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, ha acusado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, de judicializar el conflicto catalán y le ha responsabilizado del bloqueo que podría provocar su inhabilitación y que dejaría muy limitada la capacidad del Govern en un momento de emergencia sanitaria, económica y social.

Sánchez, en una entrevista en La Sexta, se ha referido a la decisión que ha de adoptar el Tribunal Supremo sobre esa inhabilitación de Torra y al hecho de que el Parlament haya aprobado una resolución que pretende desautorizar esa posible decisión y haya rechazado las propuestas de la oposición para convocar elecciones ya.

Al presidente del Gobierno le llama la atención el hecho de que el independentismo catalán siempre exija a la política española desjudicializar el conflicto cuando cree que son los independentistas quienes lo judicializan.

A su juicio, la inhabilitación de Torra era absolutamente innecesaria si hubiera cumplido con la ley y con los requerimientos que los tribunales sistemáticamente le estaban diciendo.

«Las leyes están para cumplirlas. La igualdad ante la ley es uno de los principios democráticos fundamentales y máxime cuando estamos hablando del principal representante del Estado en Cataluña el presidente de la Generalitat», ha añadido.

Sánchez ha alertado de que la situación se ha deteriorado de tal forma que se puede inhabilitar a Torra en plena pandemia y con un Parlament que ya ha dicho que no presentaría ningún nuevo candidato.

Eso cree que provocaría una situación de bloqueo que dejaría muy limitada la capacidad del Gobierno de la Generalitat para hacer frente a la crisis sanitaria, económica y social.

«Esa responsabilidad no es del juez que le va a inhabilitar si finalmente ocurre, sino de la persona que libremente ha hecho ostentación de incumplir la ley y los requerimientos que sistemáticamente los jueces le plantearon», ha añadido en referencia a Torra.

Para Sánchez, lo que está ocurriendo en Cataluña provoca una profunda tristeza porque cree que lo se merece esta comunidad es pasar página, recuperar su vitalidad y superar sus crisis política de convivencia «que no ha traído nada bueno».

Para ello ha vuelto a reiterar la vía del diálogo que defiende el Gobierno y ha recordado que está a la espera de que se pueda convocar la mesa bilateral entre ambos ejecutivos.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: