“Los demócratas nos tenemos que respetar y tenemos que reconocernos”, ha asegurado esta noche Pedro Sánchez, tras criticar el “cordón sanitario” establecido por el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, al anunciar que no pactará nada con el PSOE tras las elecciones generales del próximo 28 de abril.

El presidente del Gobierno, en una entrevista en TVE, ha denunciado así la “visión excluyente del sistema democrático” que a su juicio implica el anuncio de Rivera. “Yo represento a millones de españoles que votan al PSOE”, ha subrayado.

Su referencia al respeto y reconocimiento entre demócratas ha sido una implícita alusión a que Ciudadanos, en cambio, gobierne en Andalucía junto al Partido Popular gracias a Vox. Y a que la formación naranja se manifestara junto al partido de ultraderecha de Santiago Abascal en la plaza de Colón. “Se manifestaron para echar a Sánchez”, ha asegurado el presidente, que ha tachado de “bloque de la involución” a los partidos que alentaron la protesta de Colón, y que podrían sumar una mayoría suficiente para desalojarle de la Moncloa tras el 28-A. Ha considerado en todo caso “peligroso” que estos partidos califiquen al presidente del Gobierno de “ilegítimo, golpista y okupa”.





En cambio, Sánchez ha asegurado que estas elecciones “tienen que servir para unir a los españoles”. “Con la moción de censura sacamos a la política de la corrupción, y el 28-A tenemos que sacar a la política de la crispación y el insulto”. “Es hora de que los españoles se unan”, ha reiterado Sánchez.

El presidente ha hecho un balance generoso de sus ochos meses de mandato, después de que la moción de censura que desalojó a Mariano Rajoy “abrió una nueva etapa”, y hasta que el Congreso tumbó su proyecto de presupuestos, “y evidentemente tenemos que convocar elecciones”.

“Hemos hecho más por la justicia social en ocho meses que el anterior Gobierno en siete años”, ha subrayado. Ha reiterado además que en este tiempo, pese a disponer apenas de 84 diputados socialistas en el Congreso, logró aprobar 13 leyes y 25 decretos leyes, pese al “obstruccionismo y filibusterismo parlamentario” que ha atribuido a PP y Cs. “Hemos gobernado para la mayoría, con independencia de a quién hayan votado”, ha resaltado.

Sánchez ha descartado en todo caso que llegara a ningún acuerdo con los partidos independentistas catalanes para llegar a la Moncloa. “Nunca ha habido ningún acuerdo con los independentistas”, ha afirmado, pues ha asegurado que apoyaron la moción de censura “sin ningún tipo de condición”. Y cuando le han preguntado si volvería a pactar con los independentistas, ha reiterado: “Volver a pactar con los independentistas es lo que yo impugno”. Ha resaltado así que durante estos ocho meses ha pactado sus iniciativas “con todos los grupos, a izquierda, a derecha y con los independentistas”.

Pero ha rechazado vetar a ninguna formación de ­cara a los pactos postelectorales, incluidas las fuerzas independentistas. “Tampoco me cierro a entenderme con Ciudadanos, Unidos Podemos o el PP, el país necesita unirse”, ha advertido. “Defiendo la unidad de España. Pero eso es unir a los españoles y no enfrentarlos”, ha asegurado. Y ha criticado que PP y Cs reclamen un “155 permanente” en Catalunya, como “arma electoral” y para “echar gasolina al conflicto”.





Sánchez ha llamado así a la movilización y la participación el 28-A: “Votar va a significar progresar, y abstenerse que España retroceda”. Ha defendido, en todo caso, el proceso de diálogo que abrió con el Govern de la Generalitat, pese a las críticas que le recordaron de Felipe González. “¿Hubiera sido posible la transición sin diálogo?”, ha replicado. “Diálogo dentro de la legalidad, pero diálogo”, ha destacado. El presidente ha asegurado que el documento con las 21 demandas del president Quim Torra fue “inasumible e inaceptable” para el Gobierno.

Y ha lamentado que el proceso de diálogo se acabara rompiendo. “El independentismo tiene pavor a sentarse a dialogar”, ha afirmado. “Están absolutamente bloqueados”, ha señalado sobre la división también en el mundo independentista, pese a que saben que “la independencia no es posible en Catalunya”, que “han mentido” a los catalanes y que “tienen que volver a la senda constitucional”








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: