Uncategorized

San Fernando se emociona de nuevo con Camarón


San Fernando (Cádiz), localidad natal de José Monje Cruz, Camarón de la Isla, recordó ayer con una mezcla de emoción y orgullo al cantaor, de cuya muerte se cumplen 25 años. La corporación municipal, representantes de su peña, admiradores y vecinos, y sus dos hermanas, Isabel y Remedios, participaron en una ofrenda floral en el mausoleo que representa al artista en el cementerio municipal, el lugar en el que fue enterrado. Camarón falleció en 1992 debido a un cáncer de pulmón.

«Hoy es un día en el que sentimos que todos los isleños estamos con Camarón», recordó la alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, tras el acto. «Fue un día trágico para San Fernando, para el flamenco y en general para la música», subrayó. El Ayuntamiento de la localidad gaditana se ha propuesto que este aniversario sea «un impulso para dignificar todavía más si cabe y llevar a lo más alto su figura». Por eso, decidió celebrar «un día emotivo», para recordar al cantaor con «respeto, admiración y agradecimiento» porque la ciudad «sabe todo lo que le debe», informa Efe. «Él nos ha llevado a todos los rincones del mundo a través de su arte», explicaron responsables municipales.

Icono sin museo

El mausoleo de Camarón es «uno de los más visitados del país, sin duda», según la alcaldesa de una ciudad que recibe a miles de admiradores del cantaor que buscan sus huellas. San Fernando tiene en proyecto construir un museo del maestro que albergue su legado y sirva de referencia a todos estos admiradores que siguen adorando al artista que revolucionó el flamenco. «Mucha gente viene, desde España, Argentina o de Japón, buscando cosas que le recuerden a Camarón», explicaba ayer Lolo Picardo, gerente del emblemático local para el flamenco de la localidad, La Venta de Vargas. Allí se atesoran objetos del cantaor, pero Picardo lamenta que «nunca se ha estado a la altura de Camarón». A su juicio, la prueba de ello es que «hayan pasado 25 años de su muerte, y aún no exista un museo dedicado a él». «Con Camarón nunca se ha llegado a estar como se debería estar», comenta. «Aunque es verdad que si viviera ahora no creería hasta dónde ha llegado su fama y su persona. Yo destacaría de él su humildad y sencillez. Hubo una época en la que los gitanos pedían que tocara a sus hijos, le veían como a un dios. Si un niño se ponía malo venían a que lo tocara. Y él se horrorizaba de eso. Decía: ‘‘Pero si yo no soy nadie, yo soy un cantaor’’». Cuadros, fotografías, manuscritos y todo tipo de recuerdos pueblan el lugar donde concedió entrevistas, algunas noches memorables, e incluso el bautizo de su hijo pequeño.

Los reconocimientos se multiplicaron ayer. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, evocó a Camarón a través de Twitter como «un genio de la música». Para Díaz, fue un «andaluz universal y una leyenda por la que no pasa el tiempo». El consejero de Cultura andaluz, Miguel Ángel Vázquez, añadió que «su música y su memoria siguen muy vivas».




Fuente: La razon

Comentar

Click here to post a comment