Cultura

Sale a subasta ‘San Pedro penitente’, un lienzo inédito de Murillo | Cultura


La celebración del cuarto centenario del nacimiento de Bartolomé Esteban Murillo (Sevilla, 1617-1682) ha dado un impulso al mercado de las obras de este maestro del Barroco. Y algunos de los propietarios de sus pinturas han decidido que su año (porque aunque nació a finales de 1617, lo bautizaron el 1 de enero del año siguiente y es en este 2018 cuando se concentran las actividades en torno a su figura) es el mejor momento para sacarlas a la venta. Como ha ocurrido con el óleo San Pedro penitente, una obra hasta ahora desconocida que pertenece a una colección privada de Onteniente (Valencia) y que se subastará en Madrid, en la galería Ansorena, el próximo 6 de marzo con un precio de salida de 350.000 euros.

La pintura, fechada hacia 1675 y autentificada por el profesor de Historia del Arte de la Universidad de Alcalá Benito Navarrete, no había sido nunca expuesta ni formaba parte de ningún catálogo. “Cuando la vi por primera vez, el pasado año, estaba atribuida a otro pintor barroco, Francisco Ribalta, pero tras estudiarla no queda duda de que es de Murillo. La obra, en la que el apóstol aparece con las manos unidas y la mirando al cielo, está relacionada con un pequeño dibujo de tinta parda datado sobre 1670 y que pertenece a la colección del British Museum”, apuntó este viernes Navarrete, quien la ha incluido en su libro Murillo y las metáforas de la imagen (Cátedra, 2017).

La obra, de 121 por 105 centímetros y que conserva el lienzo original sin reentelar, sigue la iconografía barroca del san Pedro, un santo que Murillo retrató en diversas etapas de su producción. “Este San Pedro penitente podría ser una versión posterior a la que realizó para el canónigo sevillano Justino de Neve, quien a su muerte la donó a la Iglesia del Hospital de los Venerables; está fechado entre 1670 y 1675, y en él se nota la influencia de José de Ribera”, explica Navarrate, comisario de la exposición Murillo y su estela en Sevilla, una de las organizadas en la capital andaluza para el cuarto centenario del nacimiento del pintor y que puede verse en el Espacio Santa Clara hasta el 8 de abril.

Los coleccionistas sacan sus tesoros al abrigo del cuarto centenario del artista sevillano

“Es una obra de gran calidad y la versión más tardía que se conoce de este tema. Con una factura vaporosa y suelta, propia de sus últimos años, pero que mantiene aún la influencia de Ribera y los códigos naturalistas de sus primeras obras”, afirma Navarrete.

“Se trata sin duda de un Murillo y está próximo al san Pedro que forma parte de su Apostolado que se conserva en la Galería Nacional de Parma”, afirma Enrique Valdivieso, catedrático de Historia del Arte y autor del catálogo razonado de Murillo (2010) más completo que existe actualmente. Valdivieso, gran conocedor del pintor sevillano, ha realizado el itinerario organizado por el Ayuntamiento de Sevilla por 12 lugares de la ciudad en los que pueden admirarse obras in situ o copias de las que el artista creó para esos espacios.

El catedrático desmintió el pasado octubre la autoría de Virgen del Rosario con el niño Jesús, un lienzo que salió a subasta –aunque no se vendió- como un murillo por 750.000 euros y que el especialista considera solo “una buena copia”. También el año pasado en Madrid se subastaron otras dos obras del artista: Cabeza de san Pedro; un pequeño retrato (40 por 30 centímetros) que reproduce la cabeza del santo como aparece en el Apostolado de Parma, y Ecce Homo (63,7 por 53,3 centímetros), obra que Sotheby’s sacó a subasta en Londres por 2,3 millones de euros.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment