Ryanair y los sindicatos han vuelto a la mesa de negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 432 trabajadores, debido al cierre de las bases de la aerolínea irlandesa de Tenerife Sur, Gran Canaria, Lanzarote y Gerona previsto para el próximo 8 de enero, y en ella la empresa ofreció recolocaciones en otros países europeos.

Fuentes sindicales indicaron que la aerolínea irlandesa de bajo coste ha planteado a los sindicatos «un plan de recolocación para los trabajadores donde ofrecen traslados a bases en países como Polonia, Croacia o Reino Unido», países en donde contratan a través de las firmas Buzz, Air Malta y Ryanair DAC UK, respectivamente.

Las mismas fuentes indicaron que, según esa oferta, «no se mantendrían ni las condiciones ni la legislación española porque se cambia de país y no se mantendría tampoco la antigüedad porque sería una novación contractual».

Los negociadores de la aerolínea irlandesa «no dan ninguna otra opción más», según las fuentes

Por parte del sindicato USO, dijeron las fuentes, se ha pedido que al menos se comuniquen las vacantes existentes en cada una de esas bases, ya que no disponen del número de vacantes que habría en ellas, a la vez que añadieron que no han abordado otras cuestiones.

El pasado 15 de octubre comenzó este procedimiento de regulación de empleo colectivo con la confirmación, por parte de la compañía, del número total de despidos a los sindicatos de los tripulantes de cabina (TCP), USO y Sitcpla, y de los pilotos, Sepla, en tres reuniones distintas, una con Ryanair y dos con las agencias de empleo Crewlink y Workforce, contratadas por la aerolínea de bajo coste.

Del número total de afectados, 327 corresponden a tripulantes -220 de ellos contratados directamente por Ryanair y 107 ligados a Workforce (85) y Crewlink (22)- y 105, a pilotos.

En el planteamiento inicial de Ryanair, por bases, Tenerife Sur y Gerona serán las más afectadas, con 100 despidos en cada una de ellas, seguidas de Gran Canaria, con 69, y Lanzarote, con 58.

Tras el encuentro de la semana pasada, los representantes sindicales aseguraron que harán «todo lo posible por frenar el proceso o minimizar al máximo las pérdidas de empleo”.

La secretaria de comunicación de USO Ryanair, Lidia Arasanz, dijo entonces que los sindicatos mantenían el planteamiento de que «no se cierren las bases y que no se despida a nadie».

En el caso de que el cierre sea irreversible, los representantes de los trabajadores solicitan que se recoloque a todas las personas afectadas en bases españolas.

La documentación acreditativa del ERE recibida la semana pasada parece indicar que sus causas «no están justificadas», según señalaron los representantes de los TCP tras la primera reunión y a falta de analizar aún detenidamente su contenido.

En la misma línea se ha pronunciado el Sepla, considerando que el dossier entregado evidencia las «incongruencias» de Ryanair, al escudar su actuación en que debe «garantizar» su supervivencia en territorio español, cuando es el principal operador aéreo en número de pasajeros en España y uno de los que más crece.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: