El presidente francés, Emmanuel Macron, trató este martes de limar diferencias con el primer ministro holandés, Mark Rutte, en una reunión cara a cara en La Haya, en la que intentó cerrar las grietas surgidas durante la pandemia y subrayar la urgencia de llegar a un acuerdo en la cumbre del 17 de julio sobre el fondo de recuperación de la UE tras el coronavirus.

Ha sido el primer encuentro entre ambos dirigentes desde la pandemia y tenía el objetivo de romper la oposición de Rutte a mutualizar la deuda en la UE y al fondo de recuperación europeo, de 750.000 millones de euros, para hacer frente al impacto económico de la enfermedad.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: