Algo más de dos horas después de que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, asegurara que el independentismo no ha aceptado el marco diálogo propuesto por la Moncloa, y que fuera del marco de las comisiones bilaterales las negociaciones están agotadas, el número dos del Govern, Pere Aragonès, y la consellera de Presidència, Elsa Artadi, han comparecido en el Palau de la Generalitat para dar por concluido el diálogo entre los dos ejecutivos.

En un declaración breve, Artadi ha dicho que lamentan que el Estado español haya decidido “abandonar el diálogo” y que el PSOE “haya decidido ceder ante aquellos están en contra de la democracia, en contra del diálogo y ante aquellos que están en contra de hacer política”.






Sánchez ha hablado de diálogo, pero a la hora de hacerlo efectivo, de poner mecanismos encima de la mesa y de concretar vemos que está fallando y le falta coraje”



“Desde el primer momento Sánchez ha hablado de diálogo, pero a la hora de hacerlo efectivo, de poner mecanismos encima de la mesa y de concretar vemos que está fallando y le falta coraje para pasar de la retórica a la realidad y de lo que es meramente discursivo a lo que es efectivo”, ha añadido la consellera.

Además, ha subrayado que el Govern siempre ha estado dispuesto al diálogo y ha responsabilizado nuevamente al Ejecutivo español de la ruptura. “En las últimas horas el Gobierno tenía prisa para cerrar un acuerdo que estaba lejos de poder cerrarse”, ha remarcado Artadi, dando a entender que el Gobierno español ha actuado bajo presión.


Generalitat

Aragonès sostiene que el Govern seguirá sentado en la mesa, pero advierte que no aceptará que se les exija renunciar a sus convicciones

Respecto al documento que Calvo ha presentado en su rueda de prensa como una declaración de Pedralbes, la consellera de Presidència ha asegurado que la Generalitat no se opuso a la estructura del diálogo, porque, según ha dicho, es la misma que se comunicó el 17 de enero, algo que el Govern ha remarcado que debía materializarse en las comisiones bilaterales, pero también una mesa de partidos a nivel estatal. Por tanto, el texto que se ha presentado tras el Consejo de Ministros no aporta nada nuevo, puesto que no hay ninguna concreción, plan de trabajo, calendario o nombres de relatores y “de que el diálogo fuera realmente efectivo”.





En su turno, Aragonès ha reiterado que es el Gobierno español quien se ha retirado el diálogo y el que “ha dado por rotas las conversaciones” para establecer una solución política para Catalunya. De todas maneras, el vicepresident ha reiterado que en ningún caso abandonaran las negociaciones y que ante un Gobierno que, ha dicho, deja el diálogo, el Govern continuará sentado en la mesa de negociación, a la vez que ha emplazado a Pedro Sánchez a volver a encontrarse entendiendo que “no debe renunciar a sus convecciones ni a su proyecto político” para hablar.

Pero así como la Generalitat pide que la Moncloa no renuncie a sus planteamientos, Aragonès ha sido contundente y ha afirmado que el Govern no aceptará que se les exija que renuncien a sus convicciones y a su proyecto político como condición para sentarse para dialogar. Proyecto político que el vicepresident ha ligado seguidamente con ejercer el derecho a la autodeterminación. “Si no, no se trata de una negociación, sino una adhesión”, ha denunciado. “No pueden exigir que renunciemos al derecho a la autodeterminación como condición para empezar a hablar”.


¿Conseguirá Pedro Sánchez aprobar los Presupuestos?




Total votos: 0








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: