Deporte

Ronaldo, para agarrarse a la Liga


No había preocupación, pero sí algo de inquietud en el madridismo. Pasaban los días y Cristiano Ronaldo no se entrenaba como el resto de la plantilla: el lunes tuvieron descanso los futbolistas; el martes y el miércoles, el portugués en el gimnasio; el jueves, en el césped, pero separado de sus compañeros y el viernes, ayer, por fin, se pudo ver al goleador del Real Madrid con todos y listo para todo. «Está bien. Está al ciento por ciento. Ha entrenado y eso es lo que me interesa», explicaba Zidane. Los goles de Ronaldo son la vida para el Real Madrid ya que Benzema no tiene afinada la puntería y durante la semana, nadie se imaginaba que el conjunto blanco fuese a disputar el encuentro de hoy sin su estrella. Tendría que perder una pierna para no disputar el choque y aún así, habría dudas acerca de su ausencia. La patada que le dieron nada más comenzar la final del Mundialito y la carga de minutos han hecho mella en el portugués, pero hoy es un día especial, quizá el más especial de la Liga porque se mide a su némesis, a Messi, con quien discute cada Balón de Oro y con quien compite a la hora de pedir los salarios.

Porque el portugués tiene dos frentes abiertos. El primero es ganar hoy casi por obligación, porque una derrota casi es un jaque mate en la Liga, pese a que Zidane lo negase ayer: «Aunque perdamos, la Liga no estará sentenciada. Pase lo que pase seguiremos trabajando y pensando que esto es muy largo». Nada es imposible, pero sí que hay cosas muy improbables. Con Ronaldo al mando y con Modric como modo de vida, este Madrid, que llega de golear al Sevilla y de convertirse, por segundo año consecutivo, en el mejor del mundo, va a intentar recordar los choques de la Supercopa, cuando fue infinitamente superior al rival.

El segundo frente de Ronaldo, que no va a soltar hasta el final de temporada es su renovación. El club quiere tranquilidad, que nada se entremeta en la situación de la plantilla y en la remontada que tiene que empezar al mediodía de hoy: «No voy a entrar en otra cosa. Por lo que ha hecho y lo que es Cristiano Ronaldo en este club se merece todo el respeto del club y lo tiene. Después de las vacaciones se hablará de eso pero lo importante es el partido contra el Barcelona», explicaba Zidane. El futbolista portugués es listo y sabe que si logra que el club se siente en la mesa a hablar con él su mejor manera de negociar será hablar, más que de lo que cobra Messi, de lo que le ha ganado a Messi.




Fuente: La Razón

Comentar

Click here to post a comment