El expresidente del Banco Popular Ángel Ron ha aludido este jueves a una carta que el Banco de España envío en mayo de 2016 a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en la que decía los 2.500 millones de la ampliación eran suficientes para equiparar las coberturas de la entidad al sector.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, en dicha misiva, que fue enviada un día después de que el consejo de administración del banco aprobara la operación, el organismo regulador consideraba que el empujón en el capital, unido a la buena actividad bancaria, permitirían al Popular acercar sus provisiones a la media del 50 % en la que se situaba el resto de entidades del país.

Ron, que ha comparecido por segundo día consecutivo en calidad de investigado por las presuntas irregularidades que habrían acompañado a la ampliación de capital de 2016, ha vuelto a responder a las preguntas del juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama, de nuevo incisivo, de la Fiscalía Anticorrupción y de su propia defensa.

Ron ha dicho que el BCE nunca les comunicó que el Popular estaba incumpliendo el capital regulatorio ni la normativa sobre provisiones

Y es que sólo tenían que aumentar su nivel de cobertura por un tema de mercado, para que éste no tuviera ninguna duda de que se trataba de un banco sólido, ha aclarado el expresidente, que ha hecho énfasis en que todos los aspectos relacionados con la contabilidad estaban dentro de la regularidad.

Una versión con la que ha tratado de refutar el informe de los dos expertos cedidos a la causa por el Banco de España, que aunque en su escrito conocido la pasada primavera concluyeron que la entidad era viable en el momento de la ampliación, las cuentas reflejadas en el folleto «no respetaban determinados aspectos de la normativa».

También ha profundizado en otro tema técnico, las tasaciones, de las que los dos peritos sospechaban que arrastraban posibles problemas de sobrevaloración.

En este sentido, Ron ha incidido en que la entidad, bajo su mandato, tasaba «mucho» ya que, aunque la normativa que estaba entonces a punto de entrar en vigor, la circular 4/2016, decía que el mínimo eran tres años, el Popular, sólo en 2016, retasó el 79 % de sus activos (80.000).

De este modo, el periodo de tasación estaba entre los 13 y los 16 meses, ha puntualizado el banquero, que ha reiterado que siempre se contó con las mejores compañías a estos efectos, las cuales o bien figuraban en los registros del Banco de España o seguían los estándares internacionales.

Fuentes presentes en el interrogatorio añaden que ha sido una intervención muy técnica en la que Ron ha querido explicar otros aspectos como las funciones de las comisiones de riesgo y auditoría interna.

Sin embargo, no se ha referido en ningún momento a las supuestas filtraciones de las que trata la segunda pieza separada del caso, en la que se investiga a su sucesor, Emilio Saracho, y a su respectivo Consejo de Administración por presunta manipulación del mercado mediante noticias falsas.

Una vez concluida la de Ron, el titular del juzgado Central de Instrucción número 4 retomará la ronda de declaraciones el próximo 12 de noviembre, jornada en la que están citados tanto el exvicepresidente del Popular y expresidente del Banco Pastor José María Arias Mosquera, como el exsecretario del consejo de administración Francisco Aparicio Vall




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: