Joan Rigol, Ernest Benach, Núria de Gispert y Roger Torrent han salido en defensa de Carme Forcadell: “Nosotros en su lugar habríamos actuado igual que ella”, han asegurado el presidente del Parlament y sus antecesores este mediodía en el teatro Luchana de Madrid, donde han leído un manifiesto a favor de su compañera que “se enfrenta a penas de entre 10 y 57 años de prisión”, según han asegurado.

Arropados por otros políticos independentistas como Joan Tardà, Ester Capella, Eduard Pujol o Anna Simó y por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, los presidented de la Cámara catalana han considerado “una injusticia” la situación que vive Forcadell, acusada de delitos como rebelión o sedición por su actuación en la aprobación de las leyes de transitoriedad y del referéndum en las jornadas parlamentarias de los días 6 y 7 de septiembre de 2017.





Torrent, tres expresidentes del Parlament y una sesentena de representantes políticos piden la libertad de Forcadell en un acto en Madrid. 20/02/2019
(Roger Pi de Cabanyes / ACN)

“Forcadell respetó la soberanía del pleno de la Cámara y defendió los s derechos de todos los representantes políticos del pueblo de Catalunya”, han asegurado. “No ha existido ningún alzamiento violento, no ha tenido lugar ninguna rebelión ni sedición.


¿Si hubiera condena, debería indultarse a los líderes del Procés?




Total votos: 0


De hecho, la acusación se ha construido sobre un relato que pretende criminalizar el ejercicio legítimo de derechos fundamentales como el derecho de manifestación, la libertad de expresión y el derecho a la participación política”, agrega el manifiesto que los presidentes han leído por turnos al término de la sesión de esta mañana del juicio al procés.

“No podemos aceptar que se criminalice penalmente la actuación de la expresidenta Forcadell, quien ha pasado ya 335 noches en prisión.

No podemos aceptar semejante injusticia cuando ella actuó en todo momento concorde a lo establecido por el reglamento de la Cámara”, han agregado tras afirmar que “Forcadell, de forma colegiada con la mayoría de la Mesa del Parlament, se negó a censurar el debate y la iniciativa parlamentaria, y respetó la soberanía del pleno de la cámara durante las sesiones plenarias”.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: